Policía no acepta cargos de asesinato