Cerca de 300 uniformados tienen orden de captura por falsos positivos