Dos colombianos fueron quemados vivos en Ecuador