Mario Iguarán y Javier Zapata se proclamaron