'Vuelo Final', último golpe contra 'El Loco'

Entre los 36 capturados están Álvaro Suárez, Jaime García, Humberto Sierra y Miguel Monroy.

El decomiso de US$1 millón y medio y de 21 aeronaves, así como la captura de los señalados narcotraficantes Álvaro Suárez, Jaime García García, Óscar Humberto Sierra Pastrana, Miguel Antonio Monroy Ramírez y otras 32 personas es el balance que entregó ayer el Gobierno de una de las más grandes operaciones contra las mafias del narcotráfico de Daniel El Loco Barrera. A través de una sofisticada red de testaferros, narcosumergibles y rutas clandestinas en Centroamérica, esta organización tenía negocios con el cartel de Sinaloa, que comanda Joaquín El Chapo Guzmán.

En dos operativos, con una diferencia de dos semanas, en total fueron detenidos 55 presuntos enlaces del capo Daniel Barrera Barrera. Según la fiscal Viviane Morales, esta red “tenía socios capitalistas que compraban aeronaves con matrículas estadounidenses, especialmente en Miami, que las utilizaban para transportar la cocaína hacia Centroamérica con destino final Estados Unidos”. La milimétrica investigación tardó 17 meses en consolidarse y fue liderada por el fiscal federal del Distrito Sur de Florida, Wilfredo Ferrer.

En palabras del director de la Policía, general Óscar Naranjo, cuatro ‘peces gordos’ de la mafia quedaron en la ruta de la extradición, entre ellos Álvaro Suárez Granados, ni más ni menos que piloto de confianza de Pablo Escobar Gaviria y de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela. Suárez tiene un largo prontuario en el que figura como responsable de introducir un avión con varias toneladas a México. ‘Aguas Profundas’ y ‘Vuelo Final’ fueron los nombres de las operaciones conjuntas desarrolladas por fiscales antimafia, agentes de la DEA e investigadores de la Dijín en contra de la organización de alias El Loco.

“En lo que va corrido del año llevamos 190 capturados con fines de extradición, el doble de lo que se venía realizando en el país”, advirtió el presidente Juan Manuel Santos en su alocución de ayer, quien lanzó un mensaje de contundencia en la lucha contra las mafias. Por su parte, el fiscal Ferrer concluyó que estos sucesivos golpes les han permitido a las autoridades librar un nuevo capítulo en la batalla contra el tráfico de estupefacientes y recordó que la cooperación y los niveles de confianza entre Colombia y Estados Unidos son extraordinarios.

Hace apenas dos semanas, 19 señalados eslabones de esta organización mafiosa habían sido detenidos, entre ellos tres exintegrantes de la Armada, en ciudades como Bogotá, Cali, Pereira, Ibagué o Buenaventura. Aun así el capo de capos Daniel Barrera sigue eludiendo la mano de la justicia, aunque su narcoimperio financiero esté cada vez más en evidencia y sus principales colaboradores detenidos y en camino a cárceles federales. Lo más importante de este operativo es que las conexiones con los carteles mexicanos quedaron al descubierto. El cerco contra El Loco sigue estrechándose.