Fiscalía solicita medida de aseguramiento

Yara Malo, hija del magistrado Gustavo Malo, no aceptó cargos

La hija del magistrado de la Sala Penal es investigada por el delito de extorsión agravada pues, según la Fiscalía, le habría pedido entre el 20 y 30 por ciento de su sueldo a una fiscal para que no fuera desvinculada.

Durante la audiencia, el fiscal Daniel Eduardo Cardona precisó 13 hechos que probarían la responsabilidad de Malo Benítez en conductas ilegales.Gustavo Torrijos

Yara Milena Malo Benítez, hija del magistrado Gustavo Malo Fernández, se declaró inocente por el delito de extorsión agravada. El expediente que la Fiscalía tiene en su poder dice que Malo Benítez le pidió dinero la fiscal Angélica María Padilla, adscrita a la seccional Bogotá, bajo la amenaza de que, de no acceder a las pretensiones, utilizaría sus influencias para que la funcionaria fuera desvinculada de la entidad o trasladada a otras dependencias y con problemas de orden público. (En contexto: Fiscalía imputará cargos a hija de Gustavo Malo, magistrado de la Corte Suprema)

En una explicación breve, el fiscal Daniel Eduardo Cardona precisó 13 hechos que probarían la responsabilidad de Malo Benítez en conductas ilegales. Por ejemplo, en agosto de 2016 –dice la imputación– Angélica María Padilla inició un proceso de selección para ingresar a trabajar en la Fiscalía. Ante esta situación, la hija del magistrado remitió una recomendación personal a favor de Padilla para que fuera seleccionada debido a la cercanía de ambas, quienes se conocen desde la infancia. (También le puede interesar: Magistrado Gustavo Malo solicitó apartarse de su cargo por dos meses para defenderse)

El ente investigativo sostiene que Malo Benítez “aprovechándose de su condición de hija del magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo Fernández, y en virtud de la confianza existente con Padilla Guardo, impulsó a partir del 2 de mayo de 2016 el nombramiento de esta al interior de la Fiscalía General de la Nación”.

Paso seguido, el representante de la Fiscalía reveló que Malo Benítez también impulsó el nombramiento de Diana Jaramillo, amiga de Padilla, en la misma entidad. Y en diferentes oportunidades le dijo a Padilla que, como “ayuda” por su gestión, debía garantizarle entre el 20 y 30 % de su salario. Pagos que también habría realizado Jaramillo.

La investigación tuvo en cuenta las conversaciones que Malo Benítez sostuvo con Padilla en las que habría dado información del proceso del nombramiento y con quién estaba conversando para que se aprobara. “Incluso, (Yara Milena Malo) señaló que su señor padre facilitaba ese nombramiento”, manifestó el organismo investigativo en la audiencia.​

Por eso, la Fiscalía dice que el 12 de mayo de 2016 le informaron a Padilla Guardo sobre el inicio de una investigación por el nombramiento que, finalmente, le fue concebido. Luego, el 8 de junio de ese mismo año, mediante resolución 1752, el entonces fiscal general encargado nombró en provisionalidad a Padilla Guardo como fiscal delegada ante jueces penales del circuito en la subdirección de Fiscalías y seguridad ciudadana de Bogotá. Cargo que finalmente tomó posesión el 1° de julio.

“Desde finales de julio de 2016, fecha en la que Angélica Padilla recibe su primer sueldo, hasta el 16 de diciembre, usted (Yara Milena) recibió pagos periódicos por un valor total aproximado de $4.5 millones”, precisó el organismo investigativo. Estas exigencias, según la investigación, estaban acompañados por amenazas de que si no pagaban, ella se encargaría de sacarlas de la entidad o mandarlas a una dependencia del Chocó.

Yara Malo, psicóloga de profesión, estuvo atenta durante la audiencia y se declaró inocente. En este momento, la audiencia sige su curso y la Fiscalía acaba de pedir medida de aseguramiento en contra de la hija del magistrado. El juez del caso deberá resolver en las próximas horas si es enviada a la cárcel o no.