2017: el segundo año más caliente en la historia

Cuando todavía faltan cinco meses para que se termine el año, el 2017 se consolida como el segundo año más caliente en la historia, solo superado por el 2016, cuando el fenómeno El Niño tuvo un fuerte impacto en el clima.

Las temperaturas terrestres están aumentando 20% más rápido que lo que se había registrado en la historia de nuestro planeta.Pixabay

Hace unos meses, las altas temperaturas del aire impidieron que en algunos lugares de Estados Unidos despegaran vuelos; un estudio demostró que asimismo, los océanos siguen hirviendo y el oxígeno acabándose; la gran barrera de coral australiano está prácticamente muerta y hace tan solo unas semanas, el iceberg más grande de la historia se desprendió del casquete helado de la Antártida.

Todos estos eventos tienen un causante detrás y su nombre es bastante claro. Ahora, al comparar la tempreatura de los primeros seis meses de este año con décadas anteriores, la NASA encontró que este año es el segundo más caliente en la historia, solo superado por el mismo período del 2016, que tuvo una fuerte influencia del fenómeno de El Niño.

De acuerdo con la NASA, las temperaturas terrestres han estado 0.94°C por encima del promedio entre 1950 y 1980. De esta manera, el calentamiento global se confirma como una amenaza real y preocupante.

De acuerdo con el periódico The Guardian,  quienes niegan la existencia del cambio climático argumentaron hasta la fecha que desde 1998 no se presencia un calentamiento extraordinario de la tierra. Pero 2014, 2015 y 2016 se encargaron de romper todos los records temperatura existentes, en parte por la ocurrencia de uno de los peores ‘Niño’ registrados.

Este fenómeno, que en Colombia dejó pérdidas que oscilan entre los $1,6 y los $3 billones, es causado por que las corrientes marinas de agua caliente se acercan a las superficies terrestres, causando un aumento temporal de la temperatura planetaria.

Ahora, ya por fuera de influencias como el monstruoso fenómeno El Niño que azotó a buena parte de la tierra entre 2015 y 2016, el 2017 se consolida como 0.3°C más caliente que el ya citado 1998, cuando también se estaba viviendo un Fenómeno de El Niño.

Esta información contradice además la tesis de los “negacionistas” del cambio climático quienes dicen que los combustibles fósiles no tienen nada que ver con el aumento de las temperaturas. En palabras de Rick Perry, el Secretario del Departamento de Energía del gobierno Trump, asegura que la culpa la tienen “eventos naturales – el calentamiento y enfriamiento de nuestras aguas”.

Los datos de la NASA demuestran que esto no es así: cada componente de la tierra se está calentando. Y, un cúmulo enorme de investigaciones han apuntado que las causas de estos fenómenos de calentamiento no son normales ni naturales

El problema no es menor: según The Guardian, las investigaciones han demostrado que las temperaturas vienen aumentando 20 veces más rápido que el ritmo natural de cambio climático de la tierra, de acuerdo con los datos que tenemos de las transiciones entre eras glaciales. Y, en caso de no actuar, esto podría incrementarse hasta el 50%.