Esta es la lista de los 50 bancos que financian la destrucción de la naturaleza

Noticias destacadas de Medio Ambiente

En 2019, los bancos más grandes del mundo invirtieron más de USD 2,6 billones (aproximadamente el PIB total de Canadá) en sectores que, según los gobiernos y los científicos, son los principales impulsores de la destrucción de la biodiversidad.

En 2019, los bancos más grandes del mundo invirtieron más de USD 2,6 billones (aproximadamente el PIB total de Canadá) en sectores que, según los gobiernos y los científicos, son los principales impulsores de la destrucción de la biodiversidad.

Así lo hizo saber el informe Bankrolling Extincion, un informe anual del colectivo ambiental y fianciero británico Portfolio Earth. “El sector financiero no se está tomando en serio la sexta extinción masiva inducida por el hombre y está proporcionando activamente capital a sectores que los gobiernos y los científicos consideran perjudiciales para la biodiversidad”, escriben.

De acuerdo con el informe, cada uno de los 50 bancos incluidos en la investigación está relacionado con financiaciones con riesgos para la biodiversidad, con un promedio de hasta $52.000 millones de dólares cada uno. Esto varía desde los más de $210.000 millones del mayor inversionista hasta los $1.300 millones del más pequeño.

Los 3 bancos de los 10 más expuestos a los riesgos para la biodiversidad tienen sus oficinas centrales en los Estados Unidos, y el 26% de todos los préstamos y suscripciones de los 50 bancos está relacionado con Bank of America, Citigroup y JP Morgan Chase. Wells Fargo, otro banco americano, es el quinto mayor inversor en sectores industriales con elevados riesgos para la biodiversidad.

Entre los 10 mayores bancos evaluados también se encuentran tres bancos japoneses (Mizuho Financial, Mitsubishi Financial y Sumitomo Mitsui Banking Corporation). Entre los bancos europeos se encuentra BNP Paribas, HSBC y Barclays.

De los préstamos que hicieron para proyectos de “desarrollo”, el 32% estuvo relacionado con infraestructura; el 25%, con el metal y la minería mineral, y otro 20% con los combustibles fósiles. Aunque la producción de alimentos (agricultura y pesca) sólo está relacionada con un 10% de todas las inversiones, se considera que este sector es el que mayor impacto tiene en la biodiversidad global.

“Aunque muchas de estas actividades están realizadas por compañías, es el sector financiero quien las financia y facilita. Los bancos toman decisiones e invierten en sectores que, según gobiernos y científicos, están provocando la devastación de nuestro planeta y sociedades. Son indispensables acciones concretas por parte de todas las áreas de nuestra economía política – bancos, reguladores, otros agentes financieros, el sistema judicial, los gobiernos y los ciudadanos. Todos los miembros del sistema financiero, incluidos quienes lo gobiernan e impulsan, deben actuar para crear las normas, las responsabilidades y la cultura adecuadas para detener y revertir el declive de la naturaleza”, escriben los investigadores.

Comparte en redes: