Agotamos los recursos que el planeta nos ofrecía para este año