ANLA niega licencias ambientales para pilotos de fracking en el Magdalena Medio

Los Autos No. 6117 y 6445 frenaron los proyectos Ape Piranga y Ape Plata de las empresas ConocoPhillips y Canacol Energy, respectivamente, que afectarían los municipios de San Martín, Aguachica, Río de Oro y Gamarra en el Cesar, y Puerto Wilches en Santander.

Cristian Garavito

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales  (ANLA) negó las solicitudes de licencia ambiental para los proyectos pilotos de fracturamiento hidráulico (fracking) en dos yacimientos no convencionales ubicados en el Valle del Magdalena Medio. En concreto,  los Autos No. 6117 del 9 de octubre de 2018 y 6445 del 23 de octubre de 2018 frenaron los proyectos Ape Piranga y Ape Plata de las empresas ConocoPhillips y Canacol Energy, respectivamente.

La decisión de la ANLA se dio en medio de los cuestionamientos y las protestas de las comunidades y organizaciones ambientales por  las actividades realizadas en el pozo PicoPlata No.1  en San Martin  (Cesar), que no tenía la licencia ambiental necesaria.

Las licencias de estos proyectos, que afectarían los municipios de San Martín, Aguachica, Río de Oro y Gamarra en el Cesar, y Puerto Wilches en Santander, fueron negadas una vez la ANLA verificara que los Estudios de Impacto Ambiental y la información adicional suministrada “no satisfacen lo requerido por esta Autoridad Nacional” porque “no cumplen con los términos de referencia para la actividad de exploración de hidrocarburos en yacimientos no convencionales”.

Las empresas, sin embargo, pueden modificar las propuestas y presentar de nuevo las solicitudes para obtener las licencias ambientales. Se estima que uno de los pozos utilizará 130.000 barriles de agua para la actividad de estimulación hidráulica y como resultado de este proceso obtener aproximadamente un 18% de fluido de retorno como residuo. 

De acuerdo con el comunicado de la ANLA, la información suministrada por las empresas “es insuficiente para realizar una evaluación adecuada, en aspectos tales como manejo y disposición de las aguas de producción y flujos de retorno, evaluación ambiental y plan de contingencia”. 

Por otra parte, la Corporación Autónoma Regional del Cesar (CORPOCESAR),  respaldó la decisión de la ANLA y aseguró que por falta de certeza científica "relacionada con el manejo y disposición final de las sustancias de interés debemos actuar conforme al principio de precaución y manifestamos nuestro pronunciamiento negativo para realizar la actividad.”

Ante esto, la Alianza Colombia Libre de Fracking invitó al Congreso de la República a dar vía libre a los proyectos de ley que buscan la prohibición de esta actividad en todo el territorio nacional, y que se encuentran a la espera de su primer debate en la Comisión Quinta de Senado.

Para  la Corporación Defensora del Agua, Territorio y Ecosistemas – CORDATEC “este es un logro de las comunidades que por años hemos trabajado en la defensa del ambiente y de la vida”, quienes señalaron que “En Fusagasugá el 99% de las personas votaron NO para prohibir el fracking. Hoy desde San Martín, Cesar, símbolo de la resistencia pacífica al fracking en Colombia mandamos un mensaje contundente al Gobierno: No permitiremos este tipo de proyectos en nuestro municipio ni en ningún otro lugar del país”. 

822367

2018-11-07T09:45:31-05:00

article

2018-11-07T10:50:03-05:00

jmhernandez_1281

none

-Redacción Medio Ambiente

Medio Ambiente

ANLA niega licencias ambientales para pilotos de fracking en el Magdalena Medio

79

3279

3358