Apicultores dicen que el cambio climático es una de las causas de la muerte de abejas

La población de estos insectos sigue disminuyendo de una manera alarmante. Unos aseguran que es por culpa de los cultivos transgénicos y otros dicen que es por el uso de los herbicidas.

Según los apicultores, hace dos años se disminuyó la población de abejas debido a las sequías. Pixabay

La alerta crece a medida que la población de abejas sigue disminuyendo alrededor del mundo. Algunos aseguran que el cambio climático es el principal culpable y que los cultivos transgénicos no tienen mucho que ver; mientras que otros señalan como culpables a algunos herbicidas. (Lea: Insecticidas que acaban abejas, ¿a un paso de ser prohibidos en Europa?)

Fabián Papalotzi, apicultor y agricultor de soya transgénica en la comunidad de San Luciano (México, le contó a EFE que luego de trabajar varios años con las abejas, se dio cuenta que el principal factor en la muerte de ellas es el cambio climático. Añade que no hay que dejar de lado las advertencias por parte de organizaciones sobre los peligros del glifosato y los neonicotinoides. 

Por su parte, Jazzer Neftalí, apicultor de la comunidad de Ich Ek (México), señaló que hace dos años hubo deceso de la población de estos insectos debido a las sequías.  "Esos dos años estuvo muy fuerte la sequía y nos afectó. Pero, muchas veces la gente piensa que se trata de la soya transgénica. Sin embargo, fue el factor climático lo que nos afectó". (Puede leer: Abejas robots autónomas serán una realidad)

"Tanto el cultivo transgénico como la apicultura tienen que aprender a convivir pues ambos son necesarios", Jazzer Neftalí. 
 

En esos dos años, según los datos de Neftalí, sus colmenas disminuyeron de 400 a 200 unidades. Por esta razón, sostiene que la producción de miel depende del clima y el ecosistema. Recalcó que no le tiene miedo a que la población de abejas se acabe o se disminuya drásticamente, ya que están preparados para afrontar estas situaciones, así como ocurrió, hace unos años, con el escabarajo de la colmena.

"En la actualidad no hay ningún cultivo que no requiera aplicación de pesticidas o insecticidas, todos los apicultores sabemos que, por muy noble que sea el producto químico, en menor o mayor escala siempre hay un daño a las abejas", reconoce Neftalí. Aconseja optar por tapar las colonias para que las abejas no salgan a pecorear en el momento en el que se está aplicando algún producto. (Lea también: Las abejas, en la élite de los animales capaces de comprender conceptos complejos)