Así es como Washington quiere convertirse en la ciudad más “verde” de Estados Unidos

La capital de Estados Unidos acaba de aprobar un proyecto de ley que la convertiría en una de las ciudades más “verdes” de ese país. Esto es lo que pretende.

La capital de Estados Unidos es el hogar de 693.972 personas. Pixabay

La semana pasada, la capital de Estados Unidos, Washington D.C., se posicionó como la ciudad con el plan ambiental más ambicioso de Estados Unidos. Aprobada por unanimidad, una nueva ley ordena que para el año 2032, los proveedores de servicios públicos garanticen que el 100% de su energía provenga de fuentes de energía renovable. Al menos el 10% de ésta, deberá provenir de energía solar.

Muriel Bowse, el alcalde la ciudad, señaló que con esta decisión, la ciudad se convierte en la más ambiciosa metrópolis en Estados Unidos en el tema de energías limpias para servicios públicos. Y es que si bien Hawaii y California también se trazaron metas de servicios públicos limpios, se pusieron como fecha máxima en año 2045.

Si el proyecto se aprueba sin modificaciones, los proveedores de servicios deberán cumplir la norma, o pagar una costosa multa. Para ello, cada año la ciudad “establecerá estándares de energía renovable para que las compañías alcancen ese incremento de manera gradual hasta que alcancen el 100% en 2032”, explicó el medio Climate Desk.

En caso de que las empresas no cumplan con dichos estándares deben aportar dinero al Fondo de Desarrollo de Energía Renovable (REDF) de D.C. Pero el proyecto propone otras fuentes de financiamiento para esta transición energética. Una de ellas es la tarifa extra que pagan los usuarios que usan gas natural y electricidad. La ley aumentará el valor de esta tarifa, y añadirá una adicional por el uso de calefacción y fuel oil.

Con esta norma, la ciudad establece porcentajes de cumplimiento para distintos sectores. Por ejemplo, de acuerdo con investigaciones que citaron sus ponentes, el 74% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la ciudad son emitidos por edificios. Por esta razón, el proyecto de ley también establece un que permita medir la eficiencia energética para los edificios más grandes de la ciudad, que son los que sobrepasan los 929 metros cuadrados de superficie bruta.

Pero el proyecto no se queda allí, pues incluye, además, metas para el transporte público de la ciudad. De acuerdo con el texto del proyecto, para 2045 toda la flota de servicio público de la ciudad deberá ser 100% limpia. Es decir: para ese año, los vehículos que presten el servicio público de transporte deberán tener unas emisiones iguales a cero.

Una transición energética que sea equitativa

Tras las protestas de los chalecos amarillos en Francia, la inclusión de los más pobres en las medidas que se toman para luchar contra el cambio climático se han puesto en el centro de las conversaciones. Judith Howell, miembro del sindicato laboral 32BJ SEIU, señaló en un comunicado que "las comunidades que menos han hecho para provocar el cambio climático están soportando de manera desproporcionada la carga del cambio climático".

Por ello, quienes vivan en la ciudad y ganen cada mes menos de cierta cantidad de dinero (aun indefinida), tendrán derecho a descuentos en el aumento de las tarifas, así como subsidios en sus facturas de servicios públicos. Además, al menos tres millones de dólares anuales también se destinarán a mejorar la eficiencia energética de edificios de viviendas asequibles.

831329

2018-12-27T17:35:13-05:00

article

2018-12-27T17:36:15-05:00

jmhernandez_1281

none

Redacción Vivir

Medio Ambiente

Así es como Washington quiere convertirse en la ciudad más “verde” de Estados Unidos

90

3477

3567