Así transformará el cambio climático a Colombia

Un nuevo estudio publicado por el Ideam reveló que para finales del siglo la temperatura de Colombia aumentará en un promedio de 2,14 grados centígrados.

?

La generación que vivirá los efectos del cambio climático ya nació o está naciendo. Entonces, si tenemos en cuenta que la esperanza de vida para los hombres colombianos es de 70 años y para las mujeres es de 77, los recien nacidos hoy vivirán en un clima muy diferente al de sus padres y abuelos. Ayer el Ideam presentó su estudio de los Nuevos Escenarios de Cambio Climático y proyecta que para 2100 el panorama no es muy alentador o, por lo menos, necesita planificación.

La investigación es un capítulo de la Tercera Comunicación de Cambio Climático, que será entregada a finales de 2016 y que incluirá el inventario de gases de efecto invernadero que se emiten por sector. Esta comunicación es un documento que busca rendirle cuentas a la Comisión Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cmnucc) y se constituye como la principal fuente de información técnica para tomar decisiones que pongan freno a los efectos del clima sobre el territorio.

Pero este primer paso evidencia los posibles escenarios de cambio climático y toma como variables el aumento de la temperatura y la variabilidad de las precipitaciones. “Esta es una herramienta para la toma de decisiones que les permitirá al Gobierno Nacional, a los entes territoriales y a los sectores productivos planificar sus acciones de desarrollo de acuerdo con los desafíos que se presentarán”, sostuvo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, durante la presentación del estudio.

Porque, según la investigación, de aquí hasta que se acabe el siglo, el aumento de la temperatura promedio de Colombia será de 2,14 grados centígrados. El futuro de los próximos 25 años es todavía más alarmante porque la temperatura subirá casi un grado en todas las regiones. Y es que un grado sí importa. De hecho, “podría comprometer la sostenibilidad de muchas zonas”, aseguró Ómar Franco, director del Ideam.

Un aumento de la temperatura reduciría la productividad agropecuaria, cambiaría los cultivos y los haría más frágiles, incrementaría el nivel del mar, comprometería los páramos y los ecosistemas de alta montaña, donde se produce la mayor cantidad de agua del país, y derretiría los glaciares hasta el punto de hacerlos desaparecer del mapa.

Por su parte, el cambio en las precipitaciones del país generaría problemas en zonas como el Eje Cafetero o el Huila, en donde el aumento sería de casi un 9%. Aquí, por ejemplo, los cultivos de café tendrían que generar semillas más resistentes. Otros efectos estarían asociados al surgimiento de plagas, problemas de salud por el brote de mosquitos y un sistema vial colapsado debido al aumento en el nivel del mar.

La investigación marca una hoja de ruta para los próximos planes de adaptación de los departamentos. “Es la primera vez en la historia del Ideam que les entregamos a los 32 departamentos un análisis de cambio climático a 2100”, dijo Franco. La herramienta científica ya está. Falta, entonces, “generar planes, estrategias, e incorporar variables para adaptarlas al territorio”, remató el director.?


 

[email protected]