Australia incluiría el cambio climático en sus políticas de Defensa

Según el estudio, para 2030 unos 879 millones de personas habitarán en zonas costeras de baja elevación que son vulnerables a las tormentas, oleajes y el aumento del nivel del mar. 70 por ciento de ellos residen en Asia.

Archivo AFP

Australia debe incluir la amenaza del cambio climático en sus próximas políticas nacionales de Seguridad y Defensa ante la crisis regional que se avecina y que demandará una mayor participación de sus fuerzas armadas, según un estudio divulgado este lunes.

El documento "El Conflicto más largo: Los retos de la Seguridad Climática de Australia", elaborado por el Centro para el Desarrollo de Políticas, señala que el país oceánico no está preparado para afrontar una crisis de seguridad climática que se prevé tendrá un fuerte impacto en su territorio y en toda la región.

"El Gobierno federal debe desarrollar urgentemente la preparación y disposición militar para responder a la crisis de seguridad climática que ha sido pronosticada por nuestros aliados cercanos", dijo en un comunicado Travers McLeod, director ejecutivo del Centro para el Desarrollo de Políticas (CPD, siglas en inglés).

Según el estudio del CPD, Australia afrontará una mayor demanda para que sus fuerzas armadas participen en las respuestas a los eventos como los incendios forestales debido a las prolongadas olas de calor o desastres naturales como los ciclones.

A nivel regional, se vislumbra la creciente inestabilidad en los países del Pacífico por posibles conflictos sociales derivados de la escasez de agua y alimentos a raíz del aumento de los niveles del mar y un probable incremento del número de refugiados.

"Siete de los diez países más vulnerables al cambio climático viven en la zona Asia Pacífico. Para 2030, unos 879 millones de personas habitarán en zonas costeras de baja elevación que son vulnerables a las tormentas, oleajes y el aumento del nivel del mar, de los cuales 70 por ciento de ellos residen en Asia", agregó McLeod.

El comunicado de la consultora destaca que diversas entrevistas realizadas con expertos de Estados Unidos y Reino Unido revelan que Australia está rezagada en la adopción de los pasos necesarios para afrontar los efectos del cambio climático a pesar de que es muy vulnerable a ellos.

Por ello, la CPD insta a Australia incluir el problema de la Seguridad Climática en los próximos Libros Blancos de la Defensa y a desarrollar una Estrategia de Seguridad Climática para que las fuerzas militares del país estén preparadas para afrontar estos retos.