Las aves de Cartagena

Un extraordinario libro para impulsar el turismo ecológico con retratos de los habitantes de la Ciénaga de la Virgen y de Juan Polo.

Garza tricolor. /Viviana Mourra

Un año tardó un grupo de fotógrafos en capturar la magia de la Ciénaga de la Virgen y de Juan Polo. En medio del silencio de estos santuarios naturales, entre la espesa vegetación y el agua gris, más de 65 especies de aves acuáticas se refugian del invierno que golpea sus hogares en Norteamérica y Alaska, y disfrutan de la tranquilidad de este rincón de Cartagena.

La iniciativa de recopilar en un libro la riqueza natural de estos dos parajes aún poco explorados por los turistas nació de la Asociación Calidris, la Fundación Ecoprogreso y la Corporación Ambiental Afrodescendiente de la Boquilla (Corpambo). El objetivo, además de impulsar el turismo ecológico en La Heroica, es contribuir a la protección de este ecosistema al visibilizar quienes lo habitan, especialmente entre los meses de octubre y abril.

Zully Salazar Fuentes, presidenta ejecutiva de la Corporación Turismo Cartagena, está convencida de que con esta guía la ciudad entra en la ruta de los observadores de aves de Colombia y el mundo. “Cartagena tiene un potencial ecoturístico único que debemos aprovechar”. Por su parte, Viviana Mourra, directora de la Fundación Ecoprogreso, advierte que “el turismo de avistamiento de aves es algo que todavía se limita a unos cuantos, en su mayoría extranjeros. Así que esperamos que esta guía sea una herramienta que despierte la curiosidad entre locales y visitantes por conocer las ciénagas”.

El libro, protagonizado por aves residentes y migratorias que se encuentran a lo largo de los 30 mil kilómetros que comprenden estas dos ciénagas, tiene un costo de $6.000. El dinero recolectado se invertirá en la gestión de proyectos ambientales que contribuyan a preservar los tesoros naturales y todavía no muy conocidos del concurrido y cada vez más apetecido Corralito de Piedra.