En Bolívar, campesinos usan deshechos biológicos como combustible

De esta manera dejan de lado el uso de leña y reducen la deforestación.

Para los campesinos de Bolívar, cocinar sin leña era impensable pues era el combustible por excelencia. Pero ahora gracias a la iniciativa de un ambientalista que les enseña a preparar la mezcla, han descubierto como cocinar sin afectar el medio ambiente.

Estiércol de ganado y aserrín se unen para crear las llamadas titileñas que se han convertido en el nuevo combustible natural para cocinar y así evitar la deforestación por parte de las comunidades de Bolívar.

Las mujeres aseguran que esta mezcla es más efectiva que la leña pues necesitan menos unidades para cocinar, esto gracias a un nuevo diseño en el fogón.

Es con el uso de materiales económicos y naturales que buscan reducir la deforestación y la erosión, lo que en un futuro evitará los fuertes efectos del invierno.

Temas relacionados