Cada mes se usan 129 mil millones de tapabocas y 65 mil millones de guantes: Greenpeace

Noticias destacadas de Medio Ambiente

La ONG advierte que esta cantidad pone en riesgo al medio ambiente y a la salud pública. Pide que, en lo posible, se usen mascarillas reutilizables.

Con un estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology, la organización ambientalista Greenpeace lanzó una alerta sobre el uso de elementos de bioseguridad desechables en el mundo. Según sus cálculos, cada mes se están utilizando unos 129.000 millones de tapabocas y 65.000 millones de guantes de un solo uso. (Lea Listo el primer atlas de primates de Colombia)

De acuerdo con la ONG, este uso excesivo representa un “riesgo para la salud pública”, pues representa una “avalancha de residuos”.

“Los materiales plásticos de un solo uso están contaminando nuestro aire, agua y suelo y, por lo tanto, perjudicando nuestra salud”, le dijo a la agencia EFE Saulo Delfino Barboza, profesor asociado del Programa de Salud y Educación de la Universidad brasileña de Ribeirao Preto y una de las personas que apoya a Greenpeace.

Por este motivo, la ONG ha hecho un llamado para que se sustituyan esos elementos por mascarillas reutilizables que se puedan desinfectar adecuadamente y dejar que los equipos de protección personal desechables sean únicamente de uso médico.

“El público en general debería usar mascarillas reutilizables y realizar su lavado y desinfección de forma rutinaria en sus hogares. Es innecesario para la seguridad personal y perjudicial para la salud planetaria usar guantes desechables para ir de compras”, le dijo a la agencia Europa Press Jodi Sherman, directora del Programa de Sostenibilidad Ambiental de la Salud de la Universidad de Yale (Estados Unidos).

Otra de las inquietudes que manifiesta la organización tiene que ver con el peligro que representa la quema de este tipo de desechos, pues al no hacer una adecuada gestión de éstos, terminan vertidos en espacios en los que no deberían estar. En ocasiones son incinerados a cielo abierto, lo cual puede generar liberación de toxinas a medio ambiente. Algunos de esos residuos, advierte la ONG, pueden llegar a fuentes de agua.

“No podemos proteger la salud humana sin un medioambiente saludable. Los cientos de miles de millones de mascarillas y guantes de plástico desechables que estamos usando tienen un coste enorme, particularmente para las personas que viven en las proximidades de vertederos e incineradores, donde se arrojan o se queman”, dijo Julio Barea, responsable de la campaña de residuos de Greenpeace.

Comparte en redes: