Chinches, nueva opción en el menú

Los chinches cargan una mala reputación. Cuando se habla de ellos, la mayoría de las veces es para señalarlos por transmitir una enfermedad.

Un nuevo estudio conducido por investigadores de Kenia y Zimbabue podría ser el comienzo de una renovación de imagen.

El trabajo, publicado en la revista Plos One y financiado por el gobierno alemán, reveló que los chinches son portadores de nutrientes esenciales y podrían convertirse en una fuente alternativa de alimento para suplir las demandas de una creciente población.

Los investigadores africanos recolectaron y estudiaron un chinche conocido científicamente como Encosternum delegorguei. Los insectos fueron recolectados a mitad de año, temporada en la que la grasa abdominal está en el nivel más alto. En el laboratorio midieron la composición química en busca de antioxidantes, aminoácidos, ácidos grasos esenciales y toxinas.

“Encontramos un alto contenido de proteína, ácidos grasos y compuestos antiinflamatorios, como flavinoides”, explicó al portal SciDev.Net Baldwyn Torto, investigador del Centro Internacional de Ecología y Fisiología de Insectos. El científico está ahora convencido de que los insectos podrían ayudar a reducir la deficiencia de nutrientes en regiones de África en que los recursos vegetales y animales sean limitados.

La Organización de Naciones Unidas estima necesario un incremento del 70% en la producción de alimentos para suplir la demanda de los 9.000 millones de personas que poblarán la Tierra en 2050.

Temas relacionados