Científicos, alarmados porque el paisaje del Ártico es cada vez más verde

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Un estudio publicado en la revista Nature Climate Change muestra que la transformación de esa región es cada vez más inquietante. Poco a poco, las plantas le han ganado terrero a la nieve gracias al cambio climático.

El tránsito que está sufriendo el Ártico tiene alarmados a los científicos. Su paisaje, poco a poco está pasando del blanco al verde. Son cambios que, aunque ya habían sido advertidos, ahora los satélites los están capturando con más precisión y muestran las diferencias en el momento del deshielo. (Lea Aumento de la pobreza, la gran preocupación de América Latina frente al cambio climático)

De hecho, un equipo de 40 científicos de 36 instituciones, dirigido por dos exploradores de National Geographic, acaba de revelar que las causas de este proceso de 'enverdecimiento' de las regiones árticas son más complejas y variables de lo que se pensaba anteriormente. Su estudio fue publicado en la revista Nature Climate Change.

A medida que las temperaturas del verano en el Ártico son cálidas y la nieve se empieza a derretir antes de lo esperado, las hojas de las plantas comienzan a ser notorias antes de primavera y sus tallos suelen ser mucho más altos. La vegetación de la tundra también se está extendiendo a nuevas áreas.

"Las nuevas tecnologías, incluidos los sensores en aviones no tripulados, aviones y satélites, están permitiendo a los científicos rastrear patrones emergentes de enverdecimiento encontrados dentro de píxeles de imágenes de satélite que cubren el tamaño de campos de futbol", aseguró en un comunicado Isla Myers-Smith, de la Facultad de Geociencias de la Universidad de Edimburgo y autora principal de este trabajo.

“Esta 'ecologización del Ártico' se encuentra entre las respuestas a gran escala más importantes del mundo al cambio climático”, apuntaron en el artículo.

Los cambios en la vegetación alteran el equilibrio entre la cantidad de carbono capturado y su liberación a la atmósfera. Pequeñas variaciones podrían afectar significativamente los esfuerzos para mantener el calentamiento por debajo de 1,5 grados, un objetivo clave del Acuerdo de París. El estudio ayudará a los científicos a determinar qué factores acelerarán o retrasarán el calentamiento.

Según Jeffrey Kerby, coautor del trabajo y miembro de Neukom en Dartmouth College dijo que, “además de recopilar nuevas imágenes, los avances en la forma en que procesamos y analizamos estos datos, incluso imágenes que tienen décadas de antigüedad, están revolucionando la manera como entendemos el pasado, el presente y el futuro del Ártico".

Para el profesor Scott Goetz, de la Escuela de Informática, Computación y Sistemas Cibernéticos de la Universidad del Norte de Arizona, dice que esta investigación es vital para nuestra comprensión del cambio climático global. Las plantas de tundra actúan como una barrera entre el calentamiento de la atmósfera y las enormes reservas de carbono almacenadas en el suelo congelado.

Comparte en redes: