Clonación: la esperanza para salvar de la extinción a las 10 últimas vaquitas marinas

El Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), la especie más amenazada del planeta, anunció que eventualmente la especie sería clonada.

Es considerada la especie más amenazada del planeta. Solo quedan 10 ejemplares.Wikimedia Commons

La vaquita marina es la especie marina más amenazada del planetaHace unos meses se anunció que solo quedaba una media de 10 individuos. Ahora, el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) acaba de anunciar que eventualmente la especie sería clonada. 

La vaquita marina (Phocoena sinus) es la especie de marsopa más pequeña del mundo y el mamífero más escaso y raramente visto del océano. A pesar de que guarda similitudes con el delfín, tiene rasgos distintivos: su hocico es más achatado y pequeño que el del delfín, su aleta dorsal es piramidal y sus dientes, en vez de ser cónicos, son aplanados.

Tiene como hábitat la parte norte del Golfo de California y aunque esta área se ha reservado para su protección, el número de vaquitas sigue disminuyendo. Hoy es considerado el animal marino más amenazado de quedar extinto. “Le disparas con una flechita especial que no la lastima y se queda con un pedacito de piel, esa muestra hay que llevarla inmediatamente al laboratorio para hacer el cultivo del tejido y obtener el Cromosoma Y"

Según Excélsior, el Dr. Lorenzo Rojas-Bracho, presidente del CIRVA, dio a conocer que pronto zarparían dos barcos del Museo de la Ballena y la organización Sea Shepherd para realizar una investigación profunda en el Alto Golfo de California. 

El objetivo de esta misión sería, principalmente, hacer un cálculo poblacional de la vaquita marina, conocer más sobre su conducta y obtener muestras de ADN de un macho para una eventual clonación de la especie.  El biólogo marino explicó que solo se necesita un pequeño arpón y una flecha para obtener el cromosoma de la vaquita desde una embarcación a 20 metros de distancia. De esta manera se le puede extraer un pedacito de piel del animal sin que este salga lastimado. 

“Le disparas con una flechita especial que no la lastima y se queda con un pedacito de piel, esa muestra hay que llevarla inmediatamente al laboratorio para hacer el cultivo del tejido y obtener el Cromosoma Y", comentó.

Rojas-Bracho añadió que en el Frozen Zoo de San Diego se encuentran dos muestras muy buenas de hembras congeladas en nitrógeno líquido a -195 grados Celcius. Además, la etapa de secuenciación de todo el genoma de la vaquita marina ya finalizó, por lo que se tendrían todos los elementos para continuar con el proyecto y clonar a la especie.

La principal razón de la desaparición de las vaquitas marinas es la caza ilegal; pero ellas no son las víctimas que los buques quieren, sino una especie de totoabas. Estas poseen unas vejigas natatorias muy demandas en China y vendidas en el mercado negro. Las capturas incidentales de las vaquitas se producen porque los buques pesqueros tiran al océano sus redes de enmalle, las cuales quedan como enormes cortinas ancladas en el mar. Cuando los mamíferos meten su cabeza en la malla, los finos hilos de esta penetran en su piel quedando enganchados y enredándose. Debido a que las vaquitas respiran aire, deben elevarse a la superficie, pero al quedar atrapadas no pueden ascender y se ahogan.

"Esta caída precipitada de la población ha continuado a pesar de las medidas tomadas por el gobierno de México", se lee en un informe del CIRVA. Dicha organización está instando a las autoridades mexicanas para tomar medidas inmediatas, tales como eliminar las redes, intensificar la vigilancia y arrestar a los pescadores ilegales.

De acuerdo con AFP, esta semana varias organizaciones ecologistas pidieron aplicar sanciones comerciales a México por su incapacidad para detener la pesca ilegal de la vaquita marina (marsopa del Pacífico), una especie que podría desaparecer en cuestión de meses. Según las asociaciones medioambientales, solo quedaría una decena de ejemplares de este animal en su hábitat del Golfo de California, al noroeste de las costas mexicanas. Y consideran que el cetáceo más pequeño del mundo solo se podrá salvar con “medidas drásticas”.

“Creo que los países (que forman parte de la Convención) deben sancionar a México y prohibir el comercio de especies reguladas por la CITES procedentes de México hasta que hayan retomado el control de la situación”, aseguró a la AFP Zak Smith, director de Protección de Especies Salvajes en la oenegé estadounidense Natural Resources Defense Council (NRDC).

878095

2019-08-27T15:37:40-05:00

article

2019-08-27T15:37:40-05:00

hcalle_250705

none

Adrian Diaz - Revista N+1

Medio Ambiente

Clonación: la esperanza para salvar de la extinción a las 10 últimas vaquitas marinas

88

4942

5030