Colombia, puesto 32 en índice de riesgo climático

Entre 1995 y 2014 en el mundo se registraron 15.000 eventos extremos. Cuatro países latinoamericanos entre los 10 más vulnerables.

Inundación en el Valle del Cauca durante el fenómeno de La Niña en 2010.Flickr - Sol Robayo

En 2010, por culpa de La Niña, Colombia llegó a ocupar el tercer puesto en el Índice de Riesgo Climático elaborado por la ONG europea Germanwatch. Este año las cosas lucen menos dramáticas y el país pasó al puesto 32 según datos del último año.

El índice elaborado por los alemanes combina datos de eventos climáticos extremos y pérdidas socioeconómicas asociadas. Principalmente reporta número de muertes por 100.000 habitantes y suma de pérdidas por unidad de Producto Interno Bruto. Desde 1995, cuando se publicó por primera vez hasta hoy, el índice ha registrado 15.000 desastres naturales que han cobrado la vida de 525.000 personas en todo el mundo.

Los tres países más afectados en 2014 fueron Serbia, Afganistán y Bosnia. Las lluvias torrenciales e inundaciones registradas en estos territorios fueron catalogadas como las peores en 120 años.

Un dato que llama la atención, es que entre los 10 países más afectados durante los últimos 20 años figuran cuatro países latinoamericanos: Honduras (1), Haiti (3), Nicaragua (4) y Guatemala (10). En este listado histórico Colombia ocupa el puesto 45. Anualmente el país registró, en promedio, 100 muertes asociadas a eventos climáticos.

“De los 10 países más afectados, nueve son países en desarrollo en el grupo de bajos ingresos y sólo uno, Tailandia, en el grupo de ingresos medio altos”, explicó Sonke Krefte, representante de Germanwatch, durante la presentación del informe en la Cumbre de Cambio Climático en Paris.

Según Krefte, este índice no puede tomarse como punto de partida para proyecciones en el futuro pero “si es un signo de alerta” para los países. De hecho, científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático han demostrado que el cambio climático aumenta el riesgo de eventos extremos como lluvias intensas, inundaciones y olas de calor.

Por esta razón, dentro de las negociaciones internacionales para detener el cambio climático, varios países han insistido en crear un mecanismo de pérdidas y daños. “Este mecanismo de pérdidas y daños que están peleando los pequeños países insulares y países menos desarrollados es un tema álgido y complejo que tiene dividida la negociación”, explicó hace unos días a este diario Andrea Guerrero, jefa de la delegación técnica de Colombia en las negociaciones y Directora de asuntos económicos, sociales y ambientales de la Cancillería.

“Los resultados de nuestro índice son un recordatorio de que el acuerdo de París necesita alcanzar la ambición y la solidaridad global requerida para salvaguardar a las poblaciones más vulnerables”, apunto Kreft.
 

Temas relacionados