Colombia y la Asamblea General

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Esta semana, con el inicio del 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, Colombia será protagonista en discusiones internacionales para comprometer mayores esfuerzos frente al cambio climático, y mostrar sus avances en la lucha contra la deforestación y la protección de los ecosistemas y la biodiversidad.

Bajo el liderazgo del presidente Iván Duque, Colombia cumple las metas de la Convención de Cambio Climático, así como el proceso de construcción del marco global para la biodiversidad posterior a 2020, que actualmente se adelanta bajo el Convenio sobre Diversidad Biológica y de la cual seremos sede de esta Pre-COP el próximo año en la ciudad de Cali, Colombia. Desde el año pasado trabajamos con expertos nacionales e internacionales en la definición de nuevas y más ambiciosas metas globales de conservación de la biodiversidad, que como país llevaremos a las negociaciones del Marco Global de Biodiversidad.

El marco global para la biodiversidad posterior al año 2020, es la gran oportunidad para que desde el más alto nivel adoptemos medidas que nos permitan alcanzar al año 2050 una visión global de vivir en armonía con la naturaleza, protegiendo al menos el 30 por ciento de las áreas terrestres y marinas del planeta para el 2030; alcanzando patrones de producción y consumo sostenibles en sectores con mayor impacto ambiental; integrando la protección de la biodiversidad en la planificación y gestión de los sectores y ministerios; comprometiéndose con soluciones basadas en la naturaleza como herramientas costo-efectivas para generar empleos e impulsar el crecimiento económico, incrementando la movilización de recursos de todas las fuentes para proteger la biodiversidad.

Nunca antes había sido tan clara la relación entre la salud de los ecosistemas con la salud de las personas y necesitamos más que nunca seguir estimulando patrones de producción y de consumo sostenibles, responsables y conscientes; promover las soluciones basadas en la naturaleza, movilizar recursos y recuperar nuestra economía atendiendo las necesidades de ecosistemas frágiles y absolutamente determinantes para nuestra supervivencia. Es la única forma para doblar, entre todos, la curva de pérdida de biodiversidad que afecta al planeta.

Al respecto, los cuatro compromisos del gobierno para la reactivación económica son: a) Empleo, b) Desarrollo del campo y paz con legalidad, c) Compromiso con la población vulnerable y clase media, y d) Crecimiento Limpio y sostenible.

Crecer sosteniblemente, se ejecuta a través de nuestra política de Producir Conservando y Conservar Produciendo, enmarcada en nuestro Plan Nacional de Desarrollo, por medio de soluciones basadas en la naturaleza, cuyo portafolio asciende a 365 proyectos, de los cuales el 47% está relacionados con el sector agrícola y forestal, el 13% con el sector turístico y el 12% con el sector alimentario. Otros proyectos están relacionados con la economía circular, la generación de energía y los negocios verdes, entre otros.

Las soluciones basadas en la naturaleza para nuestra reactivación están clasificadas de la siguiente manera:

Economía forestal: le permitirá al país avanzar en la implementación de la estrategia nacional de restauración de más de 300.000 hectareas degradadas, con la siembra 180 millones de árboles nativos. Se estima que su puesta en marcha generará cerca de 50.800 empleos, promoviendo la competitividad y diversificación de la economía, la generación de ingresos a población vulnerable y la protección del capital natural del país, con una inversión de USD $107 millones en los próximos dos años, y cuyas sembratones se reiniciarán, con medidas de bioseguridad, este 12 de octubre, con la participación de todos los colombianos, con un sólo mensaje #SembrarNosUne.

Negocios verdes: apoyaremos y promoveremos la implementación de aproximadamente 3.800 negocios para 2022, para los cuales hemos creado una nueva plataforma digital, portafolio virtual y nueva información del sistema de registro y verificación, y aplicación de marketing para que el consumidor pueda acceder a ellos de manera más fácil digitalmente.

Economía circular: Diversificaremos la generación de empleos a partir de actividades de valoración de los residuos y materiales como modelo de negocio circular y la generación de ingresos y formalización de recicladores y sus asociaciones, así como con la reducción de impactos ambientales causados por actividades convencionales.

Pago por Servicios Ambientales (PSA): Buscaremos conservar 160.000 hectáreas que generarán ingresos para 13.000 familias, ubicadas en 18 departamentos, cobijando 303 municipios con compensación por conservación.

Transformación digital: incrementaremos la eficiencia en los procedimientos ambientales que faciliten la comunicación con la ciudadanía.

Biodiverciudades: protegeremos la estructura ecológica principal sobre la cual se sustenta el desarrollo de los centros urbanos, así como el uso sostenible e inteligente de sus recursos, valiéndose de la vocación propia de su territorio y de sus ciudadanos, con un nuevo modelo de crecimiento y de negocios, haciendo uso de la innovación, investigación, cultura, tecnología y creatividad.

A nivel de ejemplo, y como resultado de estos ejes principales, en los últimos dos años se ha consolidado la tendencia de reducción de la deforestación en el país, un flagelo que venía en crecimiento exponencial hasta el 2018 y que gracias a las acciones del Gobierno Nacional se logró evitar que más de 60.000 hectáreas de bosque natural fueran deforestadas en el año 2018 y 2019.

Como parte de los compromisos establecidos en el Acuerdo de Paris, hemos incrementado nuestra matriz energética con fuentes de energías renovables solar y eólica, así como desarrollado un ambicioso programa de movilidad limpia con combustibles limpios y cero emisiones. Además, aprobamos la actualización de la línea base (nuevas categorías, nuevos factores y modelos más precisos) de las emisiones de gases efecto invernadero GEI de Colombia, proyectada desde el año 2010 hasta el 2030.

Por lo anterior, en la Asamblea General continuaremos insistiendo en el incremento de las coaliciones creadas para todo esto, cambiando nuestra relación con la naturaleza para detener la recurrencia de eventos devastadores, repensando nuestros hábitos de consumo y producción, fortaleciendo el uso sustentable de los recursos y priorizando la inversión en las soluciones basadas en la naturaleza, para no retroceder en el propósito global de una acción inmediata.

Comparte en redes: