Congreso de Ecuador autoriza polémica explotación petrolera en Amazonas

Con 108 votos a favor y 25 en contra, los diputados apoyaron el pedido de Correa para levantar el bloqueo constitucional.

AFP

El Congreso ecuatoriano autorizó el jueves la explotación petrolera en la reserva amazónica del Yasuní, a iniciativa del presidente Rafael Correa, pese al rechazo de grupos indígenas y ecologistas que intentan someter el tema a referendo.

En segundo y definitivo debate, el Legislativo, de mayoría oficialista, declaró de "interés nacional" la explotación del ITT, un bloque con reservas probadas de 920 millones de barriles, lo que permitirá al gobierno dar directamente inicio a los trabajos.

Con 108 votos a favor y 25 en contra, los diputados apoyaron el pedido de Correa para levantar el bloqueo constitucional a la extracción de recursos naturales en el Yasuní (este).

"Hoy es un día histórico, estamos construyendo un país distinto. Hoy vamos a asegurar que esos recursos van a mejorar la calidad de vida" de los ecuatorianos, expresó la vicepresidenta del Parlamento, la oficialista Marcela Aguiñaga.

Los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) representan un 20% de las reservas petroleras de Ecuador, el socio más pequeño de la OPEP, y están ubicados en un extremo del Parque Nacional Yasuní, una reserva mundial de la biósfera con casi un millón de hectáreas de bosque tropical húmedo.

Custodiados por la policía, grupos a favor y en contra de la iniciativa siguieron el debate en las afueras del Parlamento, en el centro de Quito, sin que se produjeran enfrentamientos, observó un periodista de la AFP.