El 25% de las catalogadas tiene un impacto negativo

Crean un atlas de las especies invasoras que amenazan la biodiversidad mundial

Expertos internacionales acaban de crear el Registro Global de Especies Introducidas e Invasoras, una base de datos de acceso libre que cuenta con 6.400 especies invasoras repartidas en más de 20 países. Su objetivo es crear más información para la toma de decisiones estatales.

Una de las especies más nocivas es el retamo espinoso, que desplaza las plantas nativas y representa un riesgo de incendio forestal. Instituto Alexander von Humboldt.

Cerca de 6.400 especies invasoras repartidas en más de 20 países han sido identificadas en un registro de libre acceso desarrollado por un equipo internacional de investigadores. El recurso electrónico permite no solo conocer animales, plantas, hongos y protozoos ajenos a cada hábitat, sino también plantear políticas de prevención adecuadas contra estos riesgos para la biodiversidad.

Un consorcio internacional de investigadores ha lanzado el Registro Global de Especies Introducidas e Invasoras (GRIIS, por sus siglas en inglés), una base de datos de acceso libre que permite identificar hasta 6.400 especies invasoras repartidas en 20 países, según ha publicado la revista Scientific Data.

Shyama Pagad, una de las responsables del proyecto y experta biodiversidad de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), explica a Sinc que “GRIIS es el primer recurso de acceso abierto basado en evidencias científicas sobre especies invasoras, las cuales son una de las principales causas de la pérdida de la biodiversidad”.

Las fuentes de las que se nutre la base de datos incluyen literatura científica, artículos de revistas especializadas, resultados de encuestas e investigaciones y expertos locales, entre otros. El proyecto GRIIS ha sido desarrollado bajo el marco de la Asociación Global de Especies Invasivas (GIASIP, por sus siglas en inglés), la Universidad Monash, la Universidad Auckland y el Instituto para la Investigación y Protección Medioambiental (ISPRA) de Italia, entre otros.

Melodie McGeoch, también a cargo del proyecto e investigadora de la Universidad Monash (Australia), señala que “por primera vez será posible el acceso instantáneo, y comparable por países, a las especies introducidas y naturalizadas que dañan la biodiversidad y los ecosistemas”. El 25% de las especies invasoras tiene un impacto negativo en la biodiversidad. Según los investigadores, GRIIS planea ampliar su cobertura para finales del año 2018.

Temas relacionados