Deforestación empezó a crecer cerca del Parque Nacional Natural Paramillo (Córdoba)

Este es el nodo con más alertas tempranas de deforestación, según el último boletín del Ideam. La región del Pacífico, por su parte, concentró el 47% de las alertas entre abril y junio de 2018. Amazonas sigue en situación preocupante.

El principal núcleo de alertas de deforestación se detectó al sur del departamento de Córdoba en cercanías al parque Nacional Natural Paramillo. PNN - Julia Miranda Londoño

Las noticias sobre deforestación en Colombia siguen siendo agridulces. Según el último boletín sobre alertas de deforestación tempranas del Ideam, correspondiente al periodo entre abril y junio de 2018, aunque se viene presentando una disminución de alertas a nivel nacional, en la región amazónica la deforestación no da tregua. 

El núcleo principal de deforestación durante este semestre fue cerca al parque Nacional Natural Paramillo, al sur del departamento de Córdoba, en el municipio de Chigorodó. Las alertas fueron identificadas cerca de los ríos Guapa y León, como consecuencia de actividades ganaderas y agrícolas de uso lícito e ilícito. Además, según el Ideam se ha identificado la “la extracción de madera para el uso local y comercial. Se presume que la mayoría de actividades que afectan los bosques son promovidas por grupos armados”.

A este núcleo de deforestación lo siguen siete más: cerca al río Baudó (Chocó); Riosucio, cerca de la frontera con Panamá y comprometiendo la parte sur del Parque Nacional Natural Los Katios; Bojayá (Chocó); la parte nororiental del departamento de Guaviare; Uribe (Meta), en inmediaciones de los PNN Tinigüa y los Pinachos; los cauces de los ríos Quito y Atrato, y,  finalmente, Tibú (Norte de Santander).

Vale recordar que en el informe del semestre pasado, correspondiente a enero y marzo de 2018, Tibú fue el segundo núcleo con alerta de deforestación, donde se concentraron el 46% de las alertas. (Lea también: Se disparó la deforestación en La Macarena)

Según el Ideam esta vez la concentración de alertas estuvo en su mayoría en el Pacífico (47%), donde se encuentran 15 de los 25 municipios con mayores alertas de deforestación. Específicamente, se encontraron alertas en las inmediaciones a los ríos Remacho, Jiguamiandó, Sucio, Curbaradó y Jenaturadó en jurisdicción de los municipios de Riosucio y Carmen del Darién.

A esta región le siguen Amazonas (27%), Andina (17%), Caribe (8%) y Orinoco (3%).

No obstante, a la hora de analizar estos resultados con los datos anetriores, el Ideam afirma que “con respecto al reporte del I trimestre de 2017, hay una alta persistencia de las alertas en la región amazónica, principalmente en el departamento de San Vicente del Caguán del municipio de Caquetá (otra vez en las veredas Paraíso del Yarí, Candilejas y El Camuya). Por otro lado, como hecho positivo en este departamento, se resalta que - por primera vez en muchos periodos de reporte - no se identificó una alta persistencia en el municipio de Cartagena del Chairá”.

Igualmente, aunque las cifras parecen ser mejores que las del trimestre pasado, se debe tener en cuenta que este es un patrón regular en el país, ya que los datos anteriores estaban asociados a temporadas más secas.

En cuanto a la situación del Amazonas, cuya deforestación se duplicó entre el 2016 y el 2017, el boletín de alertas tempranas del Ideam advierte que “registraron alertas (aunque en menor cantidad a las identificadas en trimestres anteriores) en el municipio de San Vicente del Caguán”. (Lea acá: Se duplicó la deforestación en el Amazonas)