Denuncian atentado contra dos líderes ambientales en Cajamarca

El colectivo socio ambiental Cosajuca anunció que 2 de sus integrantes, promotores de la consulta popular minera, fueron víctimas de un atentado con arma de fuego este viernes en pleno casco urbano del municipio tolimense. Ambos están fuera de peligro.

Óscar Pérez, El Espectador.

El pasado 26 de marzo, Cajamarca hizo historia en el país por haberle dicho "No", a través de una consulta popular, a La Colosa, un proyecto de extracción minera sobre el territorio. Dos de sus promotores, denunció el viernes el Colectivo Socio-Ambiental Juvenil de Cajamarca (Cosajuca), fueron víctimas de un atentado en pleno casco urbano del municipio tolimense. (Lea: 2016, el año con más líderes ambientales asesinados en Colombia) 

El hecho se produjo hacia las 7:30 de la noche, este viernes, cuando ambos regresaban por el camino veredal que conduce a las veredas Rincón Placer y La Ciudadela Ismael Perdomo, zonas donde el colectivo trabaja con acueductos comunitarios. Desde una casa en las inmediaciones de la Carrera 9 provinieron los dos disparos que, por fortuna, no lograron impactar a los líderes ambientales.

El atentado, anunció Cosajuca, se suma a la serie de amenazas que han recibido desde hace 4 años, al oponerse a La Colosa, el proyecto de explotación de oro en Cajamarca por parte de la compañía Anglo Gold Ashanti. Desde ese entonces, dos ambientalistas del colectivo perdieron su vida en circustancias de este tipo; Juan Camilo Pinto en 2013 y Daniel Humberto Sánchez en 2014. 

De acuerdo con uno de los integrantes del colectivo, Róbinson Mejía, "el atentado es una represalia por ser una de las organizaciones que impulsó la consulta popular" del pasado 26 de marzo, donde hubo un potencial electoral de aproximadamente 16.000 personas.

La situación es preocupante, teniendo en cuenta que Colombia acaba de ser catalogado como el segundo país más peligroso para los ambientalistas en el mundo, según la ONG inglesa Global Witness, quien realiza un informe anual sobre tal realidad. Los 37 homicidios que se han registado a nivel nacional, constatan que opornese a la minería fue lo que más cobró vidas a nivel global durante 2016.