Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 1 hora

Descubren una nueva especie de murciélago en Colombia

El Uroderma bakeri habita Cordillera Oriental de Colombia y la Cordillera del Caribe en Venezuela. Fue descubierto por el doctor en biología Hugo Mantilla-Meluk.

El biólogo Hugo Mantilla-Meluk descubrió el Uroderma bakeri

No hay ningún otro país en el hemisferio occidental que tengan tantas especies identificadas de murciélagos como Colombia. No importa que Brasil sea 7,5 veces más grande, el caso es que en los bosques colombianos viven cerca de 198 tipos de murciélagos, 24 especies más que en la nación más megadiversa de América.

La última de ellas la acaba de describir el doctor en Biología Evolutiva y Sistemática de la Universidad Tecnológica de Texas Hugo Mantilla-Meluk, bogotano, docente del programa de Biología y curador de la Colección de Mamíferos de la Universidad del Quindío y ganador del premio Karl Koopman Award, máximo galardón al el estudio científico de los murciélagos en el mundo.

Se trata de un nuevo murciélago frugívoro (que se alimentan de frutos) en el género Uroderma”, dice Mantilla y explica que estos murciélagos se caracterizan entre otras cosas por la manera como construyen sus refugios utilizando palmas que modifican a manera de tiendas y en las que viven en grupos de varias hembras y un macho.

Según el experto, este género está ampliamente distribuido en el neotrópico desde el sur de México hasta Argentina y que previo al estudio del investigador colombiano estaba representado por dos especies: Uroderma magnirostrum y Uroderma bilobatum.

Dentro de Uroderma bilobatum se han reconocido seis variantes geográficas en Centro y Sur América, incluyendo una zona de hibridación (donde se mezclan las especies) más amplia conocida para los mamíferos (400 km). “El estudio de esta zona de hibridación ha sido una ventana muy importante para entender cómo se organiza el genoma de los mamíferos y que efecto tiene la organización del material genético en la generación de nuevas especies”, dice Mantilla.

En este caso, lo que hizo el biólogo fue analizar cómo en el género Uroderma ha tenido variaciones morfológicas, genéticas y cariotípicas (la organización de sus cromosomas) y a partir de este estudio se reconocieron cinco especies nuevas dentro del género. Una de ellas es la que Mantilla-Meluk nombró Uroderma bakeri, un mamífero hasta ahora desconocido, que existe únicamente en la Cordillera Oriental de Colombia y la Cordillera del Caribe en Venezuela. “Elegí nombrarla bakeri en honor al científico Robert J. Baker quien ha dedicado más de 30 años al estudio de estos murciélagos”.

La obsesión de Mantilla por los murciélagos (y también por los primates) se ha visto reflejada desde hace más de diez años, en sus investigaciones. En 2010, revisando la colección del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Mantilla-Meluk descubrió un tipo murciélago, en vía de extinción, que nombró de Anoura carishina, un murciélago que se alimenta principalmente de néctar endémica de Colombia, es decir solo conocida en el territorio colombiano.

Su trayectoria también incluye el descubrimiento de dos nuevas subespecies de primates en Colombia. El Lagothrix lugens defleri, que nombró de esta manera en honor al primatólogo Thomas Defler y la Lagothrix lugens sapiens, con la que le rindió homenaje al colombiano Jorge Ignacio Hernández-Camacho, quien lo inició en el mundo de las colecciones biológicas
.
Este año Mantilla recibió de parte de la American Society of Mammalogists el premio Oliver P. Pearson, que le permitirá continuar con sus investigaciones sobre el efecto del levantamiento del sistema montañoso de los Andes sobre la generación de nuevas especies en Colombia.

Temas relacionados