EE. UU vierte arena en playas de Miami Beach erosionadas por el cambio climático

Noticias destacadas de Medio Ambiente

El cambio climático le está saliendo muy caro a todo el mundo. La erosión promedio en Miami Beach es de 30 cm por año y para no perder uno de sus centros de mayor turismo, al gobierno local no le está quedando otra salida que lanzar decenas de toneladas de arena.

Decenas de camiones están vertiendo miles de toneladas de arena blanca con partículas de no más de 4,7 milímetros de diámetro en Miami Beach. Es la respuesta del gobierno de Estados Unidos a la erosión producida por el aumento del nivel del mar en uno de los destinos turísticos más populares de Florida.

"Tenemos focos de erosión (...) Cuando la playa se estrecha a un nivel crítico no queda espacio para las actividades recreativas, pero tal vez lo más importante es que todos estos edificios necesitan protección", dijo este viernes Steve Leatherman, experto en playas y medio ambiente de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Según el profesor, también conocido como "Dr. Beach" (doctor Playa), lo que está acelerando el estrechamiento de las playas es el aumento del nivel del mar, ocasionado por el cambio climático, y las tormentas costeras, en particular los huracanes.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos comenzó a verter este mes unos 233.000 metros cúbicos de arena para rellenar, de aquí a junio, las zonas erosionadas de Miami Beach en un proyecto de 16 millones de dólares que nació como respuesta a la erosión que dejó el huracán Irma en 2017.

"Algunas personas dicen que esto es tirar millones de dólares al océano cada año y tal vez tengan razón, pero hay que hacerlo, necesitamos las playas", dijo Leatherman a la AFP.

"Y el sur de Florida es la zona cero para el cambio climático. No sólo tenemos erosión en las playas, sino además inundaciones durante las grandes mareas, que están ocurriendo cada vez más a menudo e inundan las calles", añadió.

El "plan de realimentación" de arena de Miami Beach es parte de un proyecto de 158,3 millones de dólares otorgado al condado de Miami en 2018 por el gobierno federal en Washington para controlar la erosión de las playas y proteger la costa de los huracanes.

Por ley, el Cuerpo de Ingenieros sólo puede usar arena estadounidense. La que está siendo vertida en Miami Beach viene del oeste de Florida y, de acuerdo al contrato, debe ser natural, consistir predominantemente en carbonato o cuarzo y medir entre 0,062 mm y 4,76 mm de diámetro.

El proyecto también requirió la protección de los nidos de tortuga, o su relocalización si es necesaria.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.