El 51% de los colombianos percibe la contaminación del aire como el mayor problema ambiental

El Departamento Nacional de Planeación presentó los resultados de una evaluación sobre la política de prevención y control de la contaminación del aire, realizada en el 2017.

Medellín es una de las ciudades con peor calidad del aire en Colombia. Archivo El Espectador

Luis Fernando Mejía, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), presentó los resultados de una evaluación sobre la política de prevención y control de la contaminación del aire, realizada en el 2017, en la que se evidencia que este es uno de los problemas que más preocupa a los colombianos.

Según explicó Mejía, a pesar de que la calidad del aire en Colombia es mucho mejor que la de países con ingresos similares, la población siente que es una problemática que va en aumento. De hecho, información de una encuesta realizada por DNP encontró que el 51% de los colombianos percibe la contaminación del aire como el mayor problema ambiental que enfrenta el país, donde la mayor preocupación se da Medellín, que alcanzó el 74%; Cali el 49% y Bogotá 45%.  

Y es que, en Colombia, el 76% de los municipios que tienen algún monitoreo del aire, han registrado niveles por encima de los recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Por esto, la evaluación presentada por el DNP buscó mostrar cuáles son los avances que ha tenido el país en esta materia y cuáles son los vacíos en los que se debe trabajar.

Por ejemplo, en los últimos cinco años se han dado esfuerzos para hacer un monitoreo más juicioso: Colombia cuenta con 159 estaciones para medir los diferentes contaminantes – 21% más que en 2011- y aumentó el monitoreo de partículas de 2,5 micras tres veces más desde ese año.

Además, en las tres principales ciudades el número de personas que usan el transporte público masivo incrementó notablemente entre el 2010 y el 2015: 128% en Medellín, 119% en Bogotá y 117% en Cali.

“A partir de la expedición del Protocolo para Control y Vigilancia de la contaminación por fuentes fijas, se incrementó la cobertura de los sistemas de control en las industrias de 21% a 22% para partículas y de 3% a 7% para gases, entre 2010 y 2015”, también advierte el DNP. (Lea también: La norma de calidad del aire en el país será más drástica)

No obstante, no todo es color de rosa, ya que todavía falta mucho que recorrer para cumplir. Dentro de las recomendaciones dadas por el DNP están enfocar la vigilancia de la calidad del aire en contaminantes que reporten mayores niveles de concentración; mejorar la tecnología de los carros para que haya una transición a los combustibles limpios; implementar mayores controles a estos últimos; actualizar la normativa de emisiones de la industria, incluyendo aquellas que hoy no requieren permiso de emisión y hacer más fuertes los incentivos tributarios, como la exclusión del IVA, a aquellos que le apuestan a usar tecnologías menos contaminantes.