El artista que da un tour por los aires más contaminados del mundo

El artista inglés Michael Pinsky instaló varios domos frente a una de las galerías más importantes de Londres que por dentro reproducen las insalubres condiciones del aire de algunas de las ciudades más contaminadas del planeta.

La galería Somerset es uno de los edificios más emblemáticos de Londres y está ubicada, además, en una de las zonas más contaminadas de la ciudad.Peter Diarmid for Somerset House

Normalmente, los habitantes de las grandes ciudades contaminadas no se dan cuenta de la pésima calidad del aire que respiran hasta que visitan otros lugares más limpios. Es el caso de los bogotanos, que respiran el aire más contaminado del país, aunque el alcalde Enrique Peñalosa asegure que es “simplemente polvo”. (Puede interesarle: Científicos analizaron durante un año el aire “enfermo” de Bogotá)

Buscando concientizar sobre los efectos que tiene el aire contaminado, el artista plástico Michael Pinsky montó su instalación más reciente: cinco gigantescos domos plásticos en los que reproduce la calidad, el olor y la densidad del aire de algunas de las ciudades menos y más contaminadas sobre la faz de la tierra.

El recorrido, instalado frente al emblemático edificio Somerset House, a orillas de río Támesis en Londres, comienza en la ciudad noruega de Tautra, una de las urbes más limpias de Europa. Pero luego, la exposición se asemeja a un descenso a los infiernos del humo tóxico: Londres, Nueva Delhi (India), Beijing (China) y finalmente São Paulo componen el recorrido de horror.

(Lea también: El 51% de los colombianos percibe la contaminación del aire como el mayor problema ambiental)

De acuerdo con el diario británico The Guardian, para recrear cada uno de los ambientes el artista recurrió a sus propias experiencias en cada una de las urbes, así como evidencia de investigaciones científicas sobre los componentes exactos de cada una de las ciudades y luego los recreó con la ayuda de especialistas ingleses.

El Proyecto de la Pinsky fue apoyado por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega, mediante el proyecto Climart, que busca alinear el arte con la concientización sobre el cambio climático.

La Somerset House, que alberga en su entrada el proyecto artístico, señala en su página que el trabajo de Pinsky “invita a los visitantes a considerar la compleja e interconectada complejidad de los problemas mundiales y busca retar las percepciones, y la acción, alrededor del cambio climático”.

De hecho, en una conferencia de prensa que ocurrió el domingo pasado —es decir, el día de la Tierra— Michael Pinsky dijo que si bien las imágenes impactantes de osos polares asustados sobre glaciales derritiéndose o sobre niños muriendo en desiertos africanos son bastante emotivas, “dejan a la gente completamente impotente, sin saber qué hacer”.

Por eso, para él tiene más sentido que, para cambiar el comportamiento de las personas, se necesita mostrarles problemas que experimentan cada día de su vida. “Escogí hacerla en Londres porque siento que la contaminación aquí es algo que experimento cada día”, dijo el artista.