Publicada en Actas de la Academia Nacional de Ciencias

El cambio climático podría reducir su salario hasta en $80.000 al año

Una investigación de la Universidad de Stanford sugiere que haber nacido en un día caluroso podría perjudicar el capital humano de una persona, su desarrollo cognitivo y, en suma, los ingresos en su bolsillo.

El análisis de laboratorio partió de datos como los registros de las ganancias de más de 12 millones de estadounidenses nacidos entre 1969 y 1977 y los datos meteorológicos el día en que estos nacieron. Pixabay.

Nacer en un día caluroso podría afectar la formación académica, la experiencia laboral y la productividad de una persona, una suma de factores que perjudican directamente su salario. Esa fue la conclusión de la profesora de políticas de salud Maya Rossin-Slater, y su equipo de la Universidad de Stanford al estudiar cuáles podrían ser las consecuencias del cambio climático a largo plazo. (Lea:

Para llegar ahí, los investigadores llenaron sus escritorios de cifras. Tomaron los registros de las ganancias de más de 12 millones de estadounidenses nacidos entre 1969 y 1977. Luego los cruzaron con datos como: dónde habían nacido, el día de nacimiento y cuánto calor había hecho en el transcurso de ese día.

El resultado fue que los fetos o los bebés que estuvieron expuestos al menos a un día caluroso, por encima de 32°C, tenían una diferencia salarial con respecto a los que no habían estado expuestos a días semejantes. Ese aumento en la temperatura, ocurrido hace 30 años, hizo que sus ingresos fueran $30 dólares (aproximadamente $90.000 pesos colombianos) menos cada año según los expertos. Un total de $430 dólares en el transcurso de sus vidas, que en pesos colombianos serían casi 1’300.000.

Su explicación, publicada en Actas de la Academia Nacional de Ciencias, es que la temperatura puede afectar el desarrollo infantil de tres maneras distintas. Primero, que el calor sobrecarga al feto, perjudicando su salud. O porque afecta la forma en que le llegan los nutrientes o incluso, porque daña su desarrollo cognitivo, es específico, cosas como el enfoque o el autocontrol.

Aunque eso no significa que involucre su salario a futuro. Otros expertos cuestionados por el diario The Atlantic sugirieron que el diseño del estudio fue “realmente bueno”, señaló la profesora de geografía, medio ambiente y sociedad de la Universidad de Minnesota Kathryn Grace. Y que es difícil descubrir qué más podría causar la diferencia salarial, ya que en la investigación también jugaron variables como el género y la raza.

A pesar de ello quedan dudas sobre qué tan determinante es el cambio climático para los bolsillos. Es por eso que los autores resaltan que la única certeza que tienen es que "existen riesgos de salud evidentes para el calor extremo, y esos riesgos son peores durante los períodos críticos de desarrollo", sugirió Rossin-Slater.

 

Temas relacionados