El llamado de los indígenas a garantizar la supervivencia humana

Más de 200 representantes académicos, indígenas y de ONG dieron inicio a la Cumbre de los Pueblos sobre el Clima, que se celebra en Nueva York. En la ceremonia inaugural instaron a los Gobiernos y las grandes empresas a "abordar con urgencia la crisis climática" para "garantizar la supervivencia de la humanidad".

Líderes de la Amazonía brasilera y ecuatoriana en una protesta frente a la Casa Blanca.AFP

Después de invitar a los participantes a tomar tres inspiraciones y espiraciones profundas para relajarse y sentir la conexión entre los humanos y la naturaleza, para trabajar por el futuro del planeta, y de escuchar una canción tradicional de los nativos de Norteamérica, dio comienzo la “Cumbre de los Pueblos sobre el Clima, los Derechos y la Supervivencia Humana”. (Lea El hipopótamo de la foto: ¿está cargando o matando al bebé?)

Esta reunión, que se celebra en Nueva York, cinco días antes de la Cumbre sobre Acción Climática de la ONU, tiene como objetivo “generar aún más potencia, energía y recursos” para impulsar “un movimiento de masas conectado, diverso y orientado hacia la acción para vencer la emergencia climática, poniendo en el centro de sus soluciones a las personas y los derechos humanos”. (Lea Ante el aumento de contaminación, Nepal prohibirá los plásticos en el Everest)

Por eso, han redactado una declaración conjunta en la que instan a “actuar ya” y a hacerlo con “ambición”.

Luis Alfonso de Alba, enviado especial de Naciones Unidas para la Cumbre del Clima, intervino en la apertura de las reuniones para subrayar, precisamente, “la necesidad de concentrarse en la acción”.

“Hemos gastado muchos años negociando, tratando de identificar las mejores opciones”, dijo De Alba, antes de insistir en que si no se actúa inmediatamente, como advierten las recomendaciones de la ciencia, “no solo ponemos en peligro la vida de nuestros hijos y nietos, sino la nuestra”.

En este sentido, el diplomático apuntó que las reuniones de hoy y mañana comparten con la Cumbre de Acción Climática organizada por el secretario general de la ONU, António Guterres, el próximo lunes, “la urgencia y la necesidad de actuar”.

“El tiempo de la negociación ha concluido”, insistió De Alba, antes de remarcar la necesidad de cambiar los hábitos tanto de los individuos como de los Gobiernos.

En la apertura, también intervino Berta Zúñiga Cáceres, coordinadora del Conejo de Organizaciones indígenas de Honduras e hija de la activista asesinada Berta Cáceres, que arrancó las lágrimas de algunos de los participantes con un discurso apasionado en defensa de los pueblos indígenas y contra los Gobiernos y grandes empresas que, según ella, son la principal causa de la devastación de la naturaleza.

“Quiero hablar en nombre de muchos pueblos y comunidades que han sido atacadas”, dijo Zúñiga, antes de subrayar que esos pueblos y comunidades indígenas son víctimas del desastre ambiental y de las guerras y conflictos creados por “intereses políticos y empresariales”.

Zúñiga, que también llamó a la acción, declaró: “el crimen contra mi madre es un claro ejemplo de asesinato por los intereses de una empresa constructora de una represa hidroeléctrica”.

Asimismo, advirtió de que la lucha contra la crisis climática no puede ser encabezada por “quienes destruyen” la naturaleza.

Para ella, el cambio lo realizarán aquellos a quienes les interesan la naturaleza, quienes viven en la naturaleza, ya que los pueblos indígenas representan el 5 % de la población y protegen el 80 % de la diversidad.

“Toda lucha vale la pena. Retamos a esta cumbre y a los pueblos a crear políticas distintas fuera del control de las empresas”, dijo antes de acusar al “sistema capitalista” de invertir en energía para desarrollar el consumo, y de no invertir en las comunidades.

Porque, según insistió citando a su madre, en estos momentos de crisis climática y social “no queda otro camino más que luchar”.

Sobre la declaración acordada en la reunión de hoy, la directora ejecutiva internacional de Greenpeace Internacional, Jennifer Morgan, declaró que “marca una nueva era en el activismo contra el cambio climático”.

“Junto con nuestros aliados y con la juventud a la cabeza, todos emprenderemos acciones y haremos frente a los responsables de este fenómeno. Los gobiernos débiles y el poder de las grandes empresas tóxicas tendrán que dar la cara cuando pongamos a la gente en el centro de nuestras exigencias y busquemos justicia climática para las comunidades menos responsables de esta emergencia climática”, dijo.

881751

2019-09-18T15:40:35-05:00

article

2019-09-18T15:40:35-05:00

ssilva_250624

none

- EFE Verde

Medio Ambiente

El llamado de los indígenas a garantizar la supervivencia humana

65

4790

4855