El medio ambiente es una de las mayores víctimas del conflicto: Santos

Durante la Cumbre UE-Celac que se desarrolla en Bruselas, el mandatario aseguró que la paz es el ‘mejor negocio’ para el desarrollo sostenible.

Cancillería de Colombia.

En el marco de la Segunda Cumbre de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se desarrolla en Bruselas, el presidente Juan Manuel Santos afirmó que una de las mayores víctimas del conflicto armado es el medio ambiente.

Según el primer mandatario –quien recordó que este lunes la guerrilla provocó el derrame de cerca de 2.000 galones de crudo en Putumayo– la paz es el ‘mejor negocio’ para el desarrollo sostenible, de cara a evitar ataques contra oleoductos y daños a la infraestructura petrolera que impactan en el entorno.

Esto es un verdadero ecocidio. Por eso, la paz en Colombia, es el mejor negocio para el desarrollo sostenible (…) una de las mayores víctimas de la guerra en mi país es el medio ambiente. La guerrilla protege y estimula la producción de coca para financiarse, lo que a su vez ha causado una diabólica devastación de nuestros bosques y selvas tropicales”, sostuvo el jefe de Estado citado en un comunicado de prensa.

Santos celebró también el énfasis que hace esta cumbre en el cambio climático y el desarrollo sostenible, por lo que instó a la Unión Europea y a América Latina a llevar una sola voz en la Cumbre de París.

“América Latina y el Caribe no tiene una participación significativa en la emisión de gases de efecto invernadero, pero sí somos una región vulnerable, y no podemos permanecer al margen (…) se requiere un acuerdo jurídicamente vinculante donde todos nos comprometamos con metas de mitigación y adaptación, comenzando por los grandes emisores”, agregó el mandatario.

Recordando que Colombia fue el primer país en incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la política pública nacional, Santos se refirió además a la Conferencia Internacional de Control de Drogas, celebrada la semana pasada en Cartagena.

“Colombia ha sido el país que más ha sufrido las consecuencias del narcotráfico”, por lo que el Ejecutivo ha estimulado “una discusión sobre caminos alternativos para ser más efectivos en combatir este flagelo que sin duda sigue haciendo estragos en América Latina y en Europa”, precisó Santos, confiando en que se alcance un enfoque que no sólo se concentre en reprimir, sino en reducir la demanda y tratar el tema como un problema mundial de salud pública.