¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 1 hora

El puerto de carbón que ponía en riesgo a la Bahía de Cispatá ya no se construirá

La Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y del San Jorge tomó la decisión de revocarle la licencia ambiental a la empresa Gráneles del Golfo debido a los posibles riesgos ambientales que traería la construcción.

El proyecto portuario se planteaba utilizar 7.5 hectáreas de las 27 mil que conforman el Distrito de Manejo Integrado de la Bahía de Cispatá. / Archivo

Un año y medio después de que se anunciara la construcción de un Puerto de Carbón en el municipio de San Antonio, Córdoba, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge confirmo el hecho que protegerá a una de las zonas con mayor ecosistema de manglar en el país.

De acuerdo con el comunicado de la CAR-VS, la revocatoria de la licencia ambiental a Gráneles del Golfo S.A. se tomó luego de que un ciudadano interpusiera una solicitud de revocatoria a la licencia. La Corporación Autónoma Regional decidió entonces realizar una revisión minuciosa al proceso de otorgamiento de la licencia ambiental la cual, finalmente, fue revocada.

El proyecto que hoy se cancela comprometía cerca de 7.5 hectáreas de áreas protegidas que, según expertos ambientales, ponían en riesgo arrecifes, manglares y unas de las especies en vía de extinción, el caimán de aguja. Del mismo modo, se planteaba que cerca de un centenar de pescadores perderían algunas de las zonas más ricas para la pesca.

En un artículo, publicado en El Espectador el pasado 19 de junio, el director de la CAR-VS, José Vicente Tirado, afirmó que la Bahía de Cispatá no se vería afectada, pero no descartaba una revocatoria de la licencia en caso de que se detectaran peligros para el medioambiente.

“Si llegamos a detectar que se está impactando negativamente el ecosistema o se están incumpliendo las obligaciones, a la Corporación no le va a temblar la mano para tomar los correctivos, dijo Tirado en ese momento.  

Once días después las palabras de Tirado se hicieron realidad y la noticia se recibió con alivio por parte de los alcaldes de municipios aledaños como San Antero, donde se encuentra la Bahía, Lorica, San Bernardo del Viento y Coveñas, quienes habían expresado su preocupación debido a que indicaban que dicho puerto acabaría con el turismo de sus regiones tras el impacto ambiental que originaría el mismo.

Por lo pronto, se esperan pronunciamientos oficiales por parte del director de la CAR-CVS, José Fernando Tirado.