El Valle de Aburrá vive un día con preocupantes índices de calidad del aire

13 de las 18 estaciones de monitoreo de calidad del aire amanecieron en naranja. Esto quiere decir que la calidad del aire es "dañina para población sensible": niños, adultos mayores y personas con enfermedades respiratorias.

AFP

Entre febrero y marzo, el Valle de Aburrá entra en una transición entre la estación seca y la lluviosa. La geografía del Valle atrapa el esmog y no permite que se disipe, aumentando la posibilidad de una emergencia en calidad del aire.

Como los últimos años, la semana pasada, la ciudad de Medellín, así como los otros nueve municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá, entraron en contingencia ambiental por los malos niveles de calidad de aire. Es por eso que, desde el próximo 18 de febrero hasta el 30 de marzo, esos 10 municipios entrarán en estado de prevención de la emergencia.

En medio de este estado de prevención, y a cinco días de haberlo declarado, el Valle de Aburrá amaneció hoy con una de las peores calidades de aire que se han visto en los últimos años: 13 de las 18 estaciones del Sistema de Alerta Temprana amanecieron en color naranja, esto es que el aire es dañino para población sensible (niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias).

De acuerdo con El Colombiano, las ubicadas en Itagüi, El Poblado en Medellín, Girardota y La Estrella, eran los radares con mayores indicadores de contaminación; mientras que las dos estaciones de tráfico o industriales, una ubicada en el centro y otra en el sur, también estaban en color naranja. 22.922 personas por causas relacionadas con enfermedades respiratorias agudas en Medellín entre 2012 y 2016.