El Volcán de Fuego, en Guatemala, se resiste a la calma pero sigue la búsqueda de víctimas

Desde hace ya ocho días, la violenta erupción del volcán de Fuego ha dejado 110 muertos y la alerta máxima en Guatemala, porque el coloso se resiste a volver a la calma, sin embargo las brigadas de rescate han reanudado la búsqueda de víctimas.

Supervivientes observan desde Alotenango el descenso de otro lahar del Volcán de Fuego.EFE/S. Billy

Hoy, entrarán en la zona cero sobrevivientes acompañados de cuerpos de socorro, expertos internacionales y el Ejército, en busca de sus familiares desaparecidos. El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, también anunció que se pidió el acompañamiento de la OEA para “transparentar” la ayuda internacional que se está recibiendo de la comunidad internacional para los 1,7 millones de afectados.
Y para que analice si hubo alguna negligencia de autoridades en la evacuación de los habitantes de las zonas afectadas por la actividad volcánica.

Hasta 9 explosiones por hora

El coloso, situado a 50 kilómetros al oeste de la capital, entre los límites de los departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla, amaneció este domingo con hasta nueve explosiones por hora.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insvimeh) el cono de 3.763 metros de altura, que en los últimos días ha generado lahares y flujos piroclásticos, también mantiene gruesas columnas de humo que alcanzan 4.800 metros sobre el nivel del mar. (Lea también: Los avisos del volcán Machín)
El ente científico aseguró que las explosiones verticales en el cráter principal generan caída de ceniza en las comunidades de San Pedro Yepocapa, Santa Sofía, El Porvenir y Sangre de Cristo.

Nuevos flujos piroclásticos

Las autoridades de protección civil alertaron de nuevos flujos piroclásticos tras el más grande que se registró este sábado, provocado por las explosiones y las lluvias en la región.
Expertos del Insivumeh realizaron hoy un sobrevuelo por las faldas del volcán de Fuego para verificar las condiciones en las que se encuentra, pero no han emitido ningún informe.

Se reanuda la búsqueda de víctimas fatales

Mientras, Brigadas del Ejército y de los Bomberos Voluntarios reanudaron este domingo las operaciones de búsqueda de más víctimas de la violenta erupción, que también ha dejado cerca de 200 desaparecidos.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), explicó que las labores se reiniciaron en el municipio de Alotenango (Sacatepéquez) porque las condiciones del clima lo permiten. (Lea también: La furia del volcán estremece a Guatemala)

Oficialmente las operaciones de búsqueda y rescate se suspendieron el pasado jueves por el mal tiempo y luego de cumplir el protocolo internacional de las 72 horas para encontrar personas con vida.

Alotenango

Las posibilidades de hallar supervivientes son prácticamente nulas, tanto por el tiempo que ha transcurrido desde la potente erupción como por las características propias del desastre.

La institución de protección civil explicó que ingresaron a la zona devastada en Alotenango agentes de la Unidad Humanitaria y de Rescate (UHR) del Ejército de Guatemala y de los Bomberos Voluntarios para la búsqueda y localización de más víctimas.
El cuerpo de socorro está acompañado por un perro que pertenecía a uno de los dos compañeros que se encuentran desaparecidos desde el pasado domingo.
La esperanza es que el perro ayude a encontrar a su amo, quien desapareció cuando se transportaba en una ambulancia.
Con picos y palas los socorristas escarban en la zona en busca de víctimas de la violenta erupción del volcán, pero de momento no han localizado cuerpos.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército, por su lado, comenzó con los trabajos de limpieza y mejoramiento sobre el río El Gobernador en la aldea Santa Sofía, del municipio de Yepocapa (Chimaltenango) afectado por el descenso de los lahares.
El Gobierno anunció hoy que con el apoyo municipal y de la Iglesia Católica construirán un gran albergue en un terreno del departamento sureño de Escuintla para acoger a más de 650 damnificados por la erupción.
La ministra guatemalteca de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, por su lado, mantuvo una reunión con los médicos de Israel que ayudan a su país a superar la emergencia.

Protesta por ineptitud en la atención de la emergencia

Miles de guatemaltecos pidieron anoche la renuncia del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, por la “ineptitud” e “incapacidad” de su administración para hacer frente a la emergencia y atender a los afectados.
Según los manifestantes, toda la ayuda tanto nacional como internacional que se ha recibido no ha sido entregada a los afectados por la actividad del volcán.