Emisiones mundiales de metano alcanzan su nivel máximo

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Dos investigaciones señalan que este gas de efecto invernadero ha aumentado un 9% desde que comenzó el siglo. El Proyecto Global de Carbono, entidad líder de ambos estudios, explicó que no se ha disminuido en la agricultura ni en el uso de combustibles fósiles.

Pese a que se ha registrado una desaceleración en las principales economías del mundo, dos investigaciones comprobaron que las emisiones mundiales de metano alcanzaron su nivel máximo. Los datos señalan que en 2017, último año del que se tienen las cifras completas, la atmósfera absorbió casi 600 millones de toneladas de este gas. (Lea: Gas natural, petróleo y carbón son peores de lo que pensamos para el cambio climático)

Los científicos advirtieron que desde que comenzó el siglo XXI sus emisiones han aumentado un 9% y que el incremento se debe al uso de combustibles fósiles y la agricultura. Los resultados, publicados en dos revistas científicas, señalan que teniendo en cuenta la tendencia de crecimiento de las emisiones desde 2000, el planeta alcanzaría los 3-4°Celsius de calentamiento global a final de siglo.

“Hay una pista de que podríamos alcanzar las emisiones máximas de dióxido de carbono pronto. Pero parece que ni siquiera estamos cerca del pico de metano (...) Pero no está disminuyendo en la agricultura ni con el uso de combustibles fósiles”, asegura Rob Jackson, científico de la Tierra en la Universidad de Stanford que dirige el Proyecto Global de Carbono, grupo que realizó la investigación.

Si la temperatura global llega a aumentar entre 1.5 o 2 grados Celsius, decenas de millones de personas podrían estar expuestas a olas de calor que pueden ser letales. Además de registrarse sequías, los incendios forestales se multiplicarían, se presentaría escasez de agua dulce e, incluso, inundaciones costeras debido al aumento del nivel del mar.

El metano, un gas incoloro e inodoro que es el componente principal del gas natural, es el responsable del 23% del calentamiento global y sus emisiones están creciendo muy rápidamente en varias zonas de África, Asia y América, dicen los investigadores. Resaltan que en Europa es el único lugar donde han registrado una reducción, principalmente, porque tienen una buena gestión de los vertederos. (Puede leer: El fracking aumenta las emisiones globales de metano a la atmósfera)

Jackson asegura que las emisiones mundiales de metano aumentaron 9% desde 2000 y que más de la mitad de ese aumento se debe a la actividad humana. “Todavía estamos produciendo alimentos. Todavía estamos produciendo gas natural (...) Si continuamos liberando metano como lo hemos hecho en las últimas décadas, no tenemos ninguna posibilidad”, añade el experto.

La cría de ganado vacuno y ovino, por ejemplo, es la responsable de emitir grandes cantidades de metano, registró un aumento de las emisiones entre 2000-2017 de un 11%. La minería del carbón, los pozos de petróleo y gas también ayudaron al incremento. Sus emisiones crecieron casi en un 15%. El otro porcentaje de esa cifra total proviene de fuentes naturales, como los humedales o volcanes. (Le puede interesar: El 55 % de los gases que se emiten en Colombia viene del agro)

Los expertos señalan que aunque el metano se descompone en la atmósfera más rápido que el dióxido de carbono, es un gas de efecto invernadero que provoca secuelas más graves. De hecho, una sola molécula de metano es 28 veces más potente que un de CO2 para atrapar el calor en un lapso de 100 años, por eso hacen un llamado para disminuir la ganadería y el uso de combustibles fósiles. De lo contrario, la temperatura global podría aumentar tres o cuatro grados Celsius para final de este siglo.

Comparte en redes: