En Brasil plantarán árboles para homenajear a las 200 mil víctimas del COVID-19

Noticias destacadas de Medio Ambiente

La iniciativa es apoyada por la Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica y el Pacto para la Restauración de la Mata Atlántica, entidades donde trabajan algunos de los científicos de restauración más importantes del país. La idea es realizar este proceso en 17 estados.

Para rendirle un homenaje a las víctimas mortales por COVID-19 en Brasil sembrarán árboles en 17 estados. Esta iniciativa, además, busca restaurar los ecosistemas y ayudar a contrarrestar las tasas de desforestación que, en este país, cada vez son más alarmantes. El proyecto, en el que participa la comunidad civil, es apoyado por la Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica y el Pacto para la Restauración de la Mata Atlántica, entidades donde trabajan varios de los científicos de restauración más importantes de este país. (Lea: Comenzó la construcción del primer vivero para recuperar la vegetación de Providencia tras Iota)

La campaña fue lanzada el 12 de diciembre de 2020 y busca que, por medio de la plantación de árboles, conservación y restauración, se honre la memoria de quienes han perdido la vida a causa de el virus y agradecer al personal del sistema de salud.

“El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) está ayudando a elevar el perfil y la visibilidad de la campaña Bosques del Recuerdo (...) Colaborará con las organizaciones de la sociedad civil para garantizar que las plántulas de árboles nativos se nutran adecuadamente hasta alcanzar la madurez”, señaló el Programa para el Medio Ambiente de la ONU por medio de un comunicado.

Hasta el momento, el objetivo de la iniciativa es plantar 200.000 árboles y estará vigente hasta el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio. Los científicos, que hacen parte de estas organizaciones, cuidarán que se plante una diversidad de especies arbóreas autóctonas de la región de la Mata Atlántica, entre ella están el Guayaba, Jacaranda, Ipé o Grumichama. (Puede leer: Las abejas impulsan la restauración forestal de Brasil, dicen científicos)

Rafael da Silva de Lima es una de las personas que se ha sumado a la iniciativa. Él perdió a su padre, Reginaldo Alves de Lima, y a su prima, Edna Maria de Almeida, que fueron víctimas del virus. Para él “esta acción es muy significativa por el hecho de que los árboles son vida y una conexión con la madre naturaleza”.

La primera fase del programa busca plantar 6.500 árboles en cuatro hectáreas en Río de Janeiro, en una zona que es conocida por ser el hábitat del tití león dorado, un pequeño mono en peligro de extinción. En Paraná, APOENA, una organización de la sociedad civil que trabaja en la restauración de los bosques ribereños, continuará plantando en más de 12 sitios en la Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica y en Pontal do Paranapanema. (Le puede interesar: Restaurar la naturaleza: el secreto contra el cambio climático)

Comparte en redes: