contenido-exclusivo

“En Chiribiquete se generó un modelo filosófico”

Desde hace 30 años, el antropólogo colombiano Carlos Castaño Uribe ha intentado catalogar e interpretar los milenarios y sorprendentes pictogramas que los pueblos ancestrales de la Amazonia dejaron plasmados en las paredes de los tepuyes de Chiribiquete. Un monumental libro recoge ese esfuerzo.

/ Carlos Castaño - Archivo

Chiribiquete, la maloka cósmica de los hombres jaguar es un libro que encierra una obsesión. Durante 30 años, el antropólogo colombiano Carlos Castaño Uribe visitó, fotografío, analizó, escribió, pensó, investigó y rastreó cada elemento que pudo de los pictogramas que trazaron pueblos ancestrales del Amazonas sobre las paredes de los imponentes tepuyes de esa serranía en medio de un mar verde.

Con el apoyo del Grupo Sura y el respaldo de Villegas Editores, Castaño se sumergió por meses en el archivo que creció durante esas tres décadas bajo su custodia para consignar en el nuevo libro una provocadora visión de Chiribiquete. Como lo dice en esta entrevista el exdirector de Parques Nacionales y ahora director de la Fundación Herencia Ambiental Caribe, Chiribiquete constituyó un centro de pensamiento chamánico cuya influencia se extendió a otros pueblos neotropicales.

¿Cuándo decidió hacer un libro tan ambicioso como este?

Después de 30 años de investigación, guardando herméticamente muchos detalles con el genuino deseo de no llamar tanto la atención sobre Chiribiquete para protegerlo, empezaron a cambiar las circunstancias. En los últimos años, después de los Acuerdos de Paz, aparecieron los grandes intereses voraces de aquellos que financian la deforestación de la Amazonia. Me di cuenta de que esta afectación estaba llegando a Chiribiquete y por insinuación de varias personas comencé a pensar que la mejor forma de protegerla es contar lo que hay adentro.

¿Cuánto tardó dándole forma a este trabajo?

Ha sido una tarea de investigación compleja por la enorme magnitud. No era fácil poner esas ideas en función de un proceso y un mensaje para la conservación de Chiribiquete. El proceso editorial me ocupó un año completo, día y noche. Me tuve que alejar y ausentar de la realidad.

¿Qué tamaño tiene el archivo de esta investigación de 30 años?

Son discos duros y discos duros de información. Cientos de volúmenes de información en mi biblioteca personal. Miles de cientos de fotos. Esto no es una historia común y corriente. A medida que avanzaba se abrían preguntas exponencialmente. Semejante envergadura de elementos que están allí hay que contarla de forma rigurosa, sin que ello signifique un divorcio del público y la necesidad de socializar con un lenguaje accesible.

Lo más importante es que aquí se caracteriza un modelo de pensamiento ancestral que es poco entendido en Colombia. Chiribiquete es un foco de luz para entender la ciencia analógica del chamanismo. Es tan fuerte y potente como cualquier doctrina occidental, solo que desde otros parámetros.

¿Qué es exactamente lo que sale a la luz pública con este libro?

Una visión holística de Chiribiquete. Aquí estoy tocando aspectos que van a generar reflexión, para bien o mal. Hay muchos paradigmas que propongo de forma diferente. Chiribiquete es un centro de pensamiento antiguo desde el que se genera un modelo filosófico de pensamiento chamánico alineado con la jaguaridad. Esa jaguaridad tiene expresión fuerte en muchas culturas, a lo largo no solo del tiempo sino del espacio, desde el neotrópico con evidentes correlaciones. Los hombres jaguar tienen una amplia distribución en sistemas de pensamiento y organización social-cultural. Aquí hago una interpretación de la representación pictórica para deducir este modelo de pensamiento. A Colombia no se le ha conocido notoriamente por su nivel de desarrollo cultural en épocas prehispánicas, comparada con Mesoamérica o los Andes centrales. Habíamos sido tímidos en precisar la contribución de esta región a aspectos fundamentales del desarrollo cultural. A mi juicio, lo importante es este referente que surge de toda la investigación, es que este centro de pensamiento se va incorporando a otras culturas a lo largo de siglos. Puede uno ver que el hilo conductor de nuestro país en la conceptualización filosófica de muchos pueblos que son afines a la jaguaridad, desde México hasta Argentina. El papel de Chiribiquete fue fundamental.

¿A qué se refiere cuando habla de Chiribiquete como un centro de pensamiento?

Aquí se forma un pensamiento de una perspectiva muy especial. Aún estamos muy lejos de entender la dimensión que tiene la jaguaridad en nuestros pueblos. Después de tantos años trabajando con pueblos como los de la Sierra Nevada, me asombra ver la dimensión que tiene el pensamiento felino como eje conductor. Es monumental lo que esto significa para ellos.

¿Cómo entender el chamanismo a la luz de estos hallazgos?

Es un aspecto crucial de la discusión. En América hemos caído en la contradicción de pensar que la dimensión de pensamiento ancestral de los pueblos americanos es inferior o primitiva frente a la tradición occidental europea. La verdad es que en muchos contextos eso es totalmente falso. Los desarrollos de los pueblos en México o los Andes centrales no tienen nada que envidiar a la cultura occidental en astronomía, matemáticas o grandes realizaciones en escritura. Aquí había un modelo diferente, pero equivalente o a veces superior al modelo que finalmente imperó. A lo largo de la visión colonialista europea, durante siglos se minimizó el papel de muchos pueblos en el mundo entero. Desde el punto de vista de ciertas actitudes no se entendió el potencial y razón de ser del chamanismo. Nos falta mucho para que la sociedad colombiana entienda la importancia de esta otra forma de ver la realidad. Son dos formas de pensamiento casi diametralmente opuestas, pero no deberían serlo.

Cuando ves la relación de estos pueblos con la naturaleza entiendes su poder: para ellos, la naturaleza no es una antagonista, es un sistema del que hacemos parte. Nosotros no lo entendemos así. Tienen herramientas más importantes y estratégicas para vivir en armonía. Nos ufanamos de la tecnología y los que estamos destruyendo el planeta somos nosotros. Vemos la realidad segmentada y nunca la integramos. Para ellos, todas las circunstancias están relacionadas en un fin y propósito único. Nosotros terminamos con especialistas que no saben ni siquiera escribir.

¿Cuál de todos esos pictogramas de Chiribiquete llamó más su atención?

Destacaría el círculo concéntrico. Es el ícono fundamental de varios conceptos asociados al poder solar y su hijo, el jaguar. En el círculo ven un concepto funcional de totalidad.

¿Quienes y por qué pintaron todo esto?

Estos íconos pictóricos hacen parte del inicio de este modelo de pensamiento de la jaguaridad y fueron hechos por grupos nómadas de cazadores recolectores que llegan en su gran travesía. Desde que penetran el continente y llegan a ese lugar emblemático, por casualidad o no, ven la imponencia de este lugar y su localización. Es una serranía de 300 kilómetros orientada de norte sur, con formas y relieves particulares, cabecera de río Apaporis, que marca el rumbo de su sacralidad. Esto no pasó desapercibido para estos pobladores. Es precisamente el fundamento. Es el lugar en que surge la vida, según los mitos. Chiribiquete es un sitio sagrado al que no entraban personas normales y corrientes. Los que entraban eran los chamanes y grandes pensadores, que lo iban protegiendo e imponían reglas, tabúes, mitos. Imponían restricciones al acceso de otros miembros. Esto se fue perpetuando a lo largo de la historia. Por eso está tan conservado. Y eso no fue gratuito. Fue deliberadamente protegido y se desarrolló así para fines sagrados exclusivos del chamanismo. Hay que respetar profundamente esto.

Si no logramos conservar este sitio habremos fallado en nuestra capacidad como nación.

¿Donde se consigue el libro?

Hay dos formatos diferentes. Ambos con los mismos textos y fotos. Hay un libro de lujo editado por Villegas, que está en librerías. El otro es un libro de bolsillo; es un libro muy especial porque permite leer con facilidad y fue editado por Mesa Estándar. Está disponible en su página web y va a estar en librerías y tiendas Éxito.

¿Piensa publicar otras cosas?

En un segundo libro que voy a preparar abordaré el papel de Chiribiquete en todo el neotrópico y las relaciones que se establecieron a partir de ese sincretismo de ideas.

894242

2019-12-04T22:39:20-05:00

article

2019-12-04T22:39:20-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Medio Ambiente

“En Chiribiquete se generó un modelo filosófico”

54

9311

9365

1