En Europa, contaminación del aire mata el doble de lo que se creía

Estudio publicado en la revista “European Heart Journal” advierte que estimaciones previas se habían quedado cortas. La cifra alcanzaría las 800.000 muertes y estaría por encima de las víctimas debido al cigarillo.

Según la Organización Mundial de la Salud, más del 90 % de los menores de 15 años respiran aire contaminado. Es decir, 1.800 millones de niños y niñas. / AP

El número de muertes prematuras como consecuencia de la polución del aire es el doble de lo que se había estimado antes. Por lo menos, en Europa. Así lo advierte un reciente estudio publicado en la revista European Heart Journal en la que se concluye que la cifra alcanza casi 800.000 muertes prematuras por contaminación del aire. Lo que quiere decir que el aire toxico estaría matando más personas que el cigarrillo. (Le sugerimos: Contaminación del aire, un problema que asfixia al mundo)

Para llegar a esta conclusión los investigadores combinaron tres tipos de datos: la exposición a la polución de aire, la densidad y edad de la población, y los impactos a la salud que tiene respirar aire toxico. La razón por la que las nuevas cifras son mucho mayores, explica el periódico The Guardian, tiene que ver conque anteriormente había pocos datos sobre el efecto de los altos niveles de contaminación del aire y, en su lugar, se utilizaban los resultados de los estudios de fumadores de segunda mano, lo que llevó a una subestimación de las muertes.

El riesgo, por supuesto, varia por países. “En Alemania, hubo 154 muertes tempranas por cada 100,000 personas, con una reducción promedio de 2.4 años en la esperanza de vida”, dice The Guardian. Mientras, “En el Reino Unido, hubo 98 muertes por cada 100,000 y un recorte en la vida útil de 1.5 años”. (Acá: La calidad del aire, un reto en centros urbanos cada vez más poblados)

Según le explicó el profesor Jos Lelieveld del Instituto Max Plank de Química y autor del estudio a The Guardian, “dado que la mayoría de los contaminantes del aire provienen de la quema de combustibles fósiles, necesitamos cambiar a otras fuentes de energía con urgencia. Cuando utilizamos energía limpia y renovable, no solo estamos cumpliendo con el acuerdo de París para mitigar los efectos del cambio climático, también podemos reducir las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación del aire hasta en un 55% ".

Además, ante los nuevos resultados, el estudio señala que mundialmente no se le está prestando suficiente atención a los efectos que la polución del aire tendría en el sistema cardiovascular. Por ejemplo, se suele ignorar el rol que las partículas de menos de 2.5 micrones de tamaño, conocidas cono PM 2.5, juegan en los problemas y enfermedades cardiovasculares. (Acá también: Cada día mueren 4.657 niños a causa de la contaminación)