En la Amazonía hay tres veces más árboles de los que pensábamos

La compilación de datos de inventarios forestales y colecciones botánicas de los nueve países amazónicos arrojó una lista: 3.615 especies de árboles habitan las áreas de humedales de la cuenca del Amazonas. Significa que es la zona más biodiversa del mundo, al menos en cuanto a árboles.

Paisaje inundado de la sabana de los Llanos de Mojos de Bolivia, representa una combinación de marismas y bosques de humedales en El Beni (Bolivia). Cuenca MadeiraLuiz Claudio Marigo/Aguas amazónicas

De acuerdo con un nuevo estudio, los humedales de la Amazonía albergan 3.615 especies, tres veces más de lo que previamente estimado, haciéndolos los bosques húmedos más biodiversos, al menos en cuanto a árboles.

El estudio fue realizado por la Fundación São Paulo para la Investigación (FAPESP), u ejecutado bajo el programa de caracterización biológica de Brasil, BIOTA-FAPESP. Los resultados fueron publicados esta semana en la revista Plos One y constituye la lista más completa de las especies de árboles de los humedales amazónicos a la fecha.

Los autores compilaron los datos disponibles de inventarios de árboles y colecciones botánicas que cubren los nueve países de la cuenca del Amazonas. "La lista con los nombres de todas las especies es la principal contribución realizada por esta encuesta, que es de acceso abierto. Sirve de base para estudios futuros para llenar el vacío en el conocimiento botánico de los humedales de la región, especialmente en afluentes del río Solimões (que atraviesa la triple frontera entre Brasil, Perú y Colombia) y los ríos amazónicos. Si hubiera más inventarios, el número de especies podría triplicarse rápidamente ", dijo Bruno García Luize, primer autor del artículo e investigador doctoral del Instituto de Biociencias de la Universidad Estatal de Sao Paulo (IB-UNESP), a Science News.

El número de especies se triplicó porque se cubrió la totalidad de la cuenca amazónica y más hábitats fueron incluidos. "Los estudios anteriores se centraron solo en los bosques de inundación de aguas blancas y las llanuras de inundación. Incluimos datos para bosques de inundación de aguas negras, sabanas de arena blanca y manglares, por ejemplo. Además, hay un sesgo muy fuerte hacia el sistema fluvial Solimões-Amazonas. datos para importantes efluentes extraídos de inventarios raros de bosques a lo largo de Purus, Juruá y Madeira, entre otros ", dijo Luize.

Según Aguas Amazónicas, los ríos Amazónicos son clasificados, tanto localmente como en muchos de los ambientes académicos, por el color de sus aguas. Son distintos los procesos que llevan a que los ríos adquieran determinado color, aunque el más importante tiene que ver con la cantidad de sedimentos que transporta. A pesar de que existen áreas de transición, en donde puede haber una combinación de colores, en líneas generales se reconocen tres tipos de río en función a su color: los ríos de aguas blancas, los de aguas claras, y los de aguas negras.

Los de aguas blancas transportas grandes cantidades de sedimentos, es usualmente reconocido por su color turbio, limo o lama, similar al del café con leche, como el río Caquetá, el Madeira, Marañón, etc. Los de aguas negras están usualmente asociados a cuencas con suelos extremadamente arenosos, siendo el más grande el río Negro. Los ríos de aguas negras no están confinados a la cuenca amazónica, aunque la mayoría se encuentra en ella. (Lea también: El río Amazonas le está robando agua al río Orinoco)

Para los investigadores, la gran cantidad de especies arbóreas muestra la importancia del papel que juegan los humedales en la creación y el mantenimiento de la biodiversidad en la Amazonía. "Este papel ha sido tradicionalmente asignado a los Andes, dado el gradiente climático allí, pero el hecho de que encontramos que casi todas las familias y géneros están bien distribuidos, con especies capaces de colonizar áreas de humedales, sugiere que este ecosistema ha estado involucrado en la diversificación proceso durante mucho tiempo ", dijo Thiago Sanna Freire Silva, profesor del Departamento de Geografía de la Universidad Estatal de São Paulo e investigador principal del proyecto, a Science News.

El clima en los bosques húmedos de la Amazonia es estacional, con fluctuaciones entre los períodos secos y las fuertes lluvias que provocan inundaciones, durante las cuales los árboles pueden estar bajo el agua hasta en 8 metros. Por lo tanto, los hábitats de los humedales pueden considerarse filtros ambientales que seleccionan individuos y especies capaces de tolerar las inundaciones recurrentes y la sequía durante su ciclo de vida.

A pesar del difícil régimen hidrológico, las especies de árboles del humedal amazónicos actualmente inventariadas representan el 53% de todas las 6.727 especies de árboles confirmadas hasta el momento para toda la región amazónica, según el último estudio.

Para los investigadores de la Universidad Estatal de São Paulo (UNESP), la alta proporción de árboles en los humedales que corresponden al 30% de los 7 millones de kilómetros cuadrados de la Amazonia se debe al intercambio entre los hábitats de los humedales y los bosques de tierras altas, como los andinos. Por eso mantener la conectividad entre estas dos regiones en Colombia es vital para el resto de la Amazonía.

Las raíces sumergidas del árbol pueden pudrirse y obtener oxígeno bajo el agua es difícil, por eso las áreas inundadas requieren de árboles con un metabolismo diferente. Algunas especies de tierras altas o de tierra firme son capaces de tolerar las condiciones de inundación, pero los estudios han demostrado que las poblaciones en los diferentes ambientes no logran el mismo rendimiento. “Básicamente, esto significa que si plantas una semilla de una especie de tierras altas en un área inundada, probablemente no prosperará y viceversa”, escriben los autores.

Esta diferencia sugiere que el ajuste fisiológico ocurre durante la vida de un árbol o que las poblaciones que se encuentran en las áreas de humedales se han adaptado a ese ambiente. Como resultado, llegamos a un extremo en el que las especies son exclusivas de las zonas de humedales o solo se encuentran en las zonas altas. Esto último podría ser una de las explicaciones a la increíble biodiversidad arbórea de esta, la cuenca hídrica más grande del mundo.

La duración de las inundaciones en las zonas de humedales varía considerablemente de un año a otro. "Cuando las inundaciones duran menos y son menos intensas, la composición del grupo de especies arbóreas se asemeja a la encontrada en las tierras altas. Sin embargo, una vez que estas especies han desarrollado tolerancia a las inundaciones, aunque inicialmente sea un nivel bajo de tolerancia, la inundación brinda una oportunidad para ellos colonizar nuevas áreas anegadas, lo que puede llevar a la especialización en los humedales por parte de algunos individuos, que se diferencian de los individuos de las tierras altas ", dijo Freire Silva a Science News.