En lo que va de 2019, han encontrado 70 ballenas grises muertas en el Océano Pacífico

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) clasificó la mortandad de los cetáceos como un “evento inusual". Aunque los investigadores no han establecido una causa concreta, explican que muchos de ellos se encuentran desnutridos, el calentamiento global también juega un papel clave.

En lo que va del año, se han encontrado 73 ballenas muertas en las playas de la costa oeste, de las cuales 37 fueron encontradas en California, tres en Oregón, 25 en Washington, tres en Alaska y cinco en la Columbia Británica, provincia canadiense. The Marine Mammal Center (@TMMC)

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) informó que en lo que va de 2019 han encontrado 70 ballenas grises muertas en el Océano Pacífico, de las cuales la mayoría vienen de las costas de California. La NOAA lanzó una alerta, debido a que la última vez que se registró una tasa tan elevada de cetáceos muertos fue en 2000. En esa época, se registró hasta el 31 de mayo 83 cuerpos encontrados. (Lea: Las ballenas azules se guían por su memoria al cazar)

Ante el incremento de muertes, las autoridades federales de Estados Unidos declararon emergencia ambiental. Calificó este suceso como un “evento de mortalidad inusual”, lo que permite a los científicos acceder a los recursos del fondo federal y continuar las investigaciones para determinar las causas concretas.

La NOAA explica que, en promedio, cada año se reportan 35 ballenas muertas en la costa oeste de Estados Unidos, es decir, cerca de tres por mes. Pero, en los cinco primeros meses de este año, el promedio ha sido de 15. Los biólogos, luego de realizar la necropsia a 14 individuos, encontraron que además de los golpes propinados por las grandes embarcaciones, el estado de desnutrición de los cetáceos puede ser un factor determinante del deceso. Factores como el calentamiento global también juegan un papel clave.

Padraig Duignan, director del Centro de Mamíferos Marinos con sede en Sausalito, California, señala que “investigar estas muertes nos permite identificar y responder de manera adecuada a los rápidos cambios en las tendencias ambientales que están impactando a las poblaciones de mamíferos marinos. Estos animales son representativos de un problema que va en aumento en la migración de ballenas grises, que parecen no tener la suficiente energía debido a los cambios en sus fuentes de alimento”. (Puede leer: La ballena, el primer animal que se puede “contar” desde el espacio)

Las ballenas grises tienen la ruta de migración más larga. Un viaje puede superar los 20,000 km y comienzan a finales de septiembre o en los primeros días de octubre. En enero, la mayoría de ejemplares se hospedan en las lagunas de Baja California. Inician su viaje de regreso a principios de febrero y, generalmente, concluye en marzo.

Pero, los investigadores cuentan, que el desplazamiento puede tardar más de lo esperado por diferentes razones, entre el que está la falta de alimento que hace que las ballenas tengan menos energía para trasladarse.

Chris Biertuempfel, científico de la organización Oceanic Society, conformó uno de los equipos que viajó a las costas mexicanas para investigar la muerte de los cetáceos. "Cuando llegamos allá nos dimos cuenta de que las ballenas no estaban llegando a tiempo a esas aguas (…) La falta de alimento puede estar forzando a las ballenas a nadar más para encontrar comida. Como resultado de esto, su trayecto migratorio es mucho más largo”, cuenta a medios locales.

Una de sus hipótesis es que, ante la falta de alimento, las ballenas grises que emprenden su camino hacia el norte no están reuniendo las suficientes energías para realizar un trayecto tan extremo y, cuando atraviesan las costas de California, comienzan a morir por desnutrición. Además, la falta de comida también las hace más vulnerables a morir por el golpe de un barco. (Le puede interesar: Ballenas azules muestran signos de químicos contaminantes)

La administración nacional asegura que esta situación es preocupante porque la última vez que se registró una tasa de mortandad tan alta se perdió el 30% de la población de cetáceos.

864281

2019-06-04T17:23:28-05:00

article

2019-06-04T17:23:28-05:00

paucasas_95_95

none

-Redacción Medio Ambiente

Medio Ambiente

En lo que va de 2019, han encontrado 70 ballenas grises muertas en el Océano Pacífico

87

4687

4774