Encontraron una ballena beluga en el río Támesis

Los expertos recomendaron a los ciudadanos no se acercarse a este animal con sus barcas. Este cetáceo, que tiene como hábitat el Océano Ártico, fue hallado a 40 kilómetros de Londres.

Este es el ejemplar de la ballena beluga nadando por el río Támesis. AFP

En el río Támesis, en la localidad Gravesend a 40 kilómetros de Londres, fue encontrada una ballena beluga, según informó este martes la cadena BBC. Por medio de Twitter, el ecologista Dave Andrews, publicó imágenes del cetáceo y aseguró que lo observó moverse durante una hora. 

La organización Buceadores Británicos de Rescate de Vida Marina (WDC)  informó que envió personal especializado en prestar ayuda a los animales marinos para poder evaluar la situación de este animal que, según ellos, podría estar en problemas. (Puede leer: El oso grizzly de Yellowstone le gana la batalla al gobierno de Trump)

El hábitat natural de las ballenas belugas es el Océano Ártico, por eso, Danny Groves, portavoz de WDC, explicó a la agencia británica PA que es muy raro ver a grandes mamíferos marinos en zonas de ríos. Además, les recomendó a los ciudadanos que no se acerquen a ella con sus barcas, sino que lo observen desde la orilla. 

Las ballenas belugas pueden alcanzar los seis metros de largo y viven, generalmente, en las aguas heladas en torno a Groenlandia y en el norte de Noruega y de Rusia. Para los expertos es evidente que este animal se perdió de su manada y necesita ayuda para regresar a su hábitat. 

"Cuanto más tiempo esté en el Támesis, mayor será la preocupación. Es una especia social que se desplaza en grupo lo que hace el hallazgo de un individuo aislado lejos de su hábitat natural aún más preocupante. Esperamos que su instinto le permita salir del río y volver hacia el mar del Norte y aún más al norte", resaltó Rob Lott, especialista de mamíferos marinos en WDC, a la BBC. (Lea: Nepal censa 235 tigres este año, casi el doble que en 2009)

Groves añadió que no es la primera vez que una ballena beluga es detectada en aguas británicas. En el verano de 2015 dos ejemplares de esta especie estaban en la costa de Northumberland (Inglaterra), y una en Irlanda del Norte.

A estos casos se le suma el de 2006, cuando una ballena murió después de remontar el Támesis hasta Londres, a pesar de los esfuerzos que se hicieron por rescatarla.