Enfermedades relacionadas a daños ambientales cuestan $20,7 billones

El DNP estima un total de 13.718 muertes y 98 millones de personas afectadas. El factor que más víctimas genera es la contaminación del aire urbano.

Sólo la contaminación del aire urbano aportó $15,4 billones. Archivo El Espectador

Atender las enfermedades relacionadas a la degradación ambiental les está costando a los colombianos $20,7 billones, el equivalente al 2,6% del PIB del año 2015, informó el Departamento Nacional de Planeación (DNP) en un último informe “Costos en salud asociados a la degradación ambiental para el 2015”.

Sólo la contaminación del aire urbano aportó el 75% del costo, con $15,4 billones (1,93% del PIB de 2015), al dejar un promedio de 10.527 muertes y 67,8 millones de síntomas y enfermedades. Mientras a la contaminación del aire interior se le atribuye 2.286 muertes y 1,2 millones de enfermedades con costos por mortalidad prematura y atención de enfermedades que superan los $3 billones.

A diferencia de la contaminación del aire urbano, que es atribuible al material particulado que se emite por la combustión de fósiles, la contaminación del aire en los espacios interiores se da por la quema de leña o carbón para cocinar.

En tercer lugar, explica el informe, la falta o problemas en la cobertura de servicios públicos, como agua potable y saneamiento básico, han pasado una cuenta de cobro por $2,2 billones al estar relacionados con los casos de desnutrición que contribuyen a 905 muertes y 29 millones de enfermedades.

En otras palabras, a la contaminación del aire urbano se le atribuyen el 77% de las muertes, seguida de la contaminación del aire interior, con el 17%, y las deficiencias en servicios públicos con un 6%.

Las enfermedades y muertes asociadas a daños ambientales son diversas. Las relacionadas a la contaminación del aire urbano, por ejemplo, son el cáncer de pulmón y las enfermedades cardiopulmonares. Por su parte, los males atribuibles a la contaminación del aire interno tienen una gama más amplia e incluyen infecciones respiratorias, tumores en tráqueas, bronquios y pulmones, enfermedades hipertensivas y enfermedades cerebrovasculares entre otras.

En cuanto a los problemas relacionados con la falta de servicios públicos, el DNP incluye a las enfermedades infecciosas intestinales, la desnutrición por diarrea, la malaria, el sarampión y la desnutrición proteínica, entre otras.

Bogotá y Valle de Aburrá, la más afectadas

Para obtener las cifras de contaminación del aire urbano, el DNP se focalizó en cuatro áreas que cuentan con vigilancia de calidad del aire: Bogotá, Valle de Aburrá, Cali y Bucaramanga- Floridablanca.

Bogotá, en primer lugar, fue donde se presentaron más muertes por contaminación del aire urbano, con el 10.5% de muertes (3.219), que le costaron a la ciudad  $4,2 billones, lo que equivale 2,5% de su PIB.

En segundo lugar está el Valle de Aburrá, con un total de 2.105 muertes atribuidas a contaminación del aire urbano. Es decir, el 12,3% de su total de muertes que representaron un costo para el área metropolitana equivalente al 5% de su VIP ($2,8 billones).

En Cali, el 9,5% (1.317) del total de las muertes que se presentan en la ciudad son atribuidas a la contaminación del aire urbano, lo que generó costos estimados en $1,7 billones, equivalentes al 5,6% del PIB de la ciudad.

Finalmente, en Bucaramanga y Floridablanca, el 10,5% (484) de las muertes son atribuidas a esta causa, costando un estimado de $0,6 billones, equivalentes al 3,9% del PIB de la ciudad.

Otros problemas

En cuanto a la contaminación del aire interior, el DNP advierte que la mayor mortalidad se presenta en la región oriental, con una proporción de casos ajustados por edad de 2,9 muertes por cada 10 mil habitantes. En segundo lugar, se presentan 2,3 casos de muerte por cada 10 mil habitantes en la región Central.

En relación con los casos de mortalidad atribuidos a las deficiencias en la cobertura de agua potable y saneamiento básico, se tiene que la proporción más alta de casos se presenta en la región Amazonía y Orinoquía con 7,9 muertes por cada millón de niños menores de 5 años. Le sigue la región Caribe con 4,9 casos por cada millón de niños menores de 5 años.

Para realizar el informe el DNP actualizó el estudio realizado por el Banco Mundial para el 2010 y utilizó la metodología de la OMS llamada “Carga de la enfermedad atribuida al ambiente”.