contenido-exclusivo

Este es el punto de no retorno de la deforestación en la Tierra

En un artículo publicado en la revista Geophysical Research Letters, investigadores de EE.UU. analizaron bloques de bosques de todos los continentes entre 1992 y 2015. Creen que una vez se tala la mitad del terreno, la superficie total se transforma a una velocidad dramática.

La Amazonía es uno de los territorios donde, en los últimos años, se han disparado las tasas de deforestación. El Espectador

A finales de febrero de 2018 el reconocido científico Thomas Lovejoy, apodado por algunos “el padrino de la biodiversidad”, publicó un breve artículo en la revista Science Advances. En él lanzaba una alerta inquietante: la Amazonia está acercándose a un punto de no retorno. Sus cálculos indicaban que, en los últimos 50 años, toda esa región, compartida por nueve países, había perdido el 17% de la vegetación. En caso de que esa cifra llegara a 20%, decía, ese bosque dejará de ser sostenible. Las primeras consecuencias, relacionadas con el ciclo hidrológico, las sentirán los habitantes del Cono Sur. (Lea El anuncio que podría controvertir el gran hallazgo que desembocó en un premio Nobel)

A la advertencia de Lovejoy se han sumado varios científicos que han demostrado que los bosques del planeta están enfrentando serios problemas. Tomasz Stepinsk, profesor de Geografía en la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos), es uno de ellos. En 2018 había demostrado que entre 1992 y 2015 el 22% de la superficie habitable de la Tierra había sido alterada y entre sus principales víctimas estaba, justamente, los bosques.

Ahora, Stepinsk ha vuelto a publicar un estudio en la revista Geophysical Research Letters en el que sugiera haber encontrado “un punto de inflexión de la deforestación”.

En su artículo, titulado “Stochastic, Empirically Informed Model of Landscape Dynamics and Its Application to Deforestation Scenarios”, él, junto a Jakub Nowosad, analizó imágenes satelitales de la Agencia Espacial Europea que les permitieron estudiar bloques de bosques de 9 kilómetros de ancho en todos los continentes entre 1992 y 2015.

Tras categorizarlos en 64 tipos de paisajes, una de sus conclusiones a las que llegaron es que, cuando hay deforestación en esos bloques suele ocurrir de manera lenta hasta que se tala la mitad del bosque. De ahí en adelante, aseguran, el resto de la vegetación desaparece rápidamente.

Ello, apuntan en su artículo, indica que una buena manera de conservar las grandes extensiones de tierra es protegerlas antes de que alcancen ese “punto de inflexión”. De hecho, la deforestación fue el patrón que más se repetía en los cambios de paisajes.

 
En el mapa se observa cómo han cambiado los paisajes en América del Norte y en América del Sur. El blanco indica poco o ningún cambio. Los tonos más oscuros indican la tasa de cambio en cada categoría. La pérdida de bosques fue la categoría más notable en el centro y sur del continente.
Tomada de la U. de Cincinnati - Tomasz Stepinski

Otro de sus hallazgos muestra que los paisajes mixtos, en los que se mezclan los bosques con proyectos agrícolas, son relativamente pocos y que, por lo general, esa combinación no perdura por mucho tiempo. Con el tiempo, tienden a volverse homogéneos.

“Todo termina convertido en un bloque a gran escala. El planeta Tierra quiere ser homogéneo. La Tierra quiere ser la misma en todos estos parches. Y cuando comienzan a cambiar, no se detienen hasta que convierten todo en otro bloque homogéneo”, dijo Stepinski en un comunicado publicado por la universidad de Cincinnati. “Los datos que tenemos cubren 23 años. Ese es un período de tiempo relativamente corto. Pero a partir de eso podemos calcular el cambio en el futuro”.

"Este modelo se puede utilizar para ayudar a comprender cómo evolucionaron los paisajes y cómo evolucionarán en el futuro", aseguró, por su parte, Nowosad.

¿Cuál es el motivo para que una vez talado la mitad del bloque se acelere la deforestación? Los investigadores no tienen la respuesta, pero se atreven a especular. “Una vez se está cortando el bosque –apuntó Stepinski- , existe la infraestructura para terminarlo. Es mucho más fácil cortar el resto. En segundo lugar, el bosque es más vulnerable al cambio cuando ha habido una perturbación”.

899107

2020-01-09T17:27:14-05:00

article

2020-01-09T17:57:03-05:00

ssilva_250624

none

- Redacción Medio Ambiente

Medio Ambiente

Este es el punto de no retorno de la deforestación en la Tierra

64

4666

4730

1