Europa pierde a sus tiburones

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza publicó un informe en el que alerta sobre la situación de varios peces. Por culpa de la pesca indiscriminada 15 están en amenaza de extinción.

Foto Ilustrativa EFE

La sobrepesca tiene en vilo a los peces de los mares europeos. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) volvió, como lo hace todos los años, a lanzar una nueva alerta sobre la manera en que los humanos están explotando los recursos de los océanos. En esta ocasión la alarma es contundente: si no se detiene esta actividad es posible que 15 especies dejen de existir en un futuro no muy lejano. Entre ellas están los tiburones y las rayas.

De acuerdo a la UICN, que elaboró el informe en compañía de la Comisión Europea y la organización marina internacional Oceana, de las 1.220 especies marinas registradas, el 7% está en amenaza de extinción, aunque la cifra podría ascender a 27%. Aún no hay suficientes datos para evaluar el estado de otras 204 especies, lo cual no impide que sean un objetivo de los pesqueros.

De hecho, tal y como dice el documento, 58 de las 59 especies identificadas como amenazadas de extinción, están en ese estado por culpa de la pesca.

“Los resultados de la nueva evaluación de la Lista Roja muestran claramente las enormes repercusiones de la mala gestión pesquera de la UE. No se trata solo de que haya stocks sobrepescados, sino de la supervivencia a largo plazo de nuestros peces marinos. El cumplimiento estricto de la legislación comunitaria es el único modo de garantizar stocks saludables y la propia existencia de la gran diversidad de especies afectadas”, le dijo al diario español El Mundo Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa.

El grupo que se encuentra más amenazado es el de los condrictios, que representa el 40% y del que hacen parte peces cartilaginosos como los tiburones y las rayas. Dentro de ese porcentaje están 15 de las especies en peligro crítico y otras 15 en peligro.

Aunque la pesca indiscriminada es la principal causa de este problema, hay otros factores asociados. Entre ellos, capturas accidentales e impactos pesqueros sobre su hábitat.

Por eso, como mencionaron voceros de Oceana, hoy más que nunca hay una necesidad de establecer oportunidades de pesca según criterios científicos, tal y como lo evidencia el informe de la UICN.

En palabras de Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana en Europa, que habló con a Agencia EFE, esta Lista Roja “proporciona una sólida base para dar prioridad en la UE a la adopción de medidas inmediatas para reducir las capturas de especies amenazadas, asegurar que los niveles de capturas se basan en la mejor información científica disponible y recopilar mejor información biológica y pesquera sobre especies sobre las que faltan datos”.

Haga clic aquí para leer el artículo completo.
 

Temas relacionados