Europa promoverá el uso “prudente” de medicamentos para evitar el riesgo ambiental

El documento establece seis medidas, que incluyen la promoción de un uso prudente de esos productos, la sensibilización, una mejora en la formación y la evaluación de riesgos, la recopilación de datos para la vigilancia, incitar a una producción ecológica, disminuir las emisiones y desechos por parte de la industria y mejorar el tratamiento de las aguas.

En Colombia, hay más de mil contaminantes en las aguas del país, entre los que se encuentran fármacos y herbicidas.Pixabay

La Comisión Europea (CE) tiene previsto promover el desarrollo de directrices entre los profesionales de la salud europeos para asegurar el uso "prudente" de los productos farmacéuticos que implican un riesgo para el medio ambiente, según un informe publicado este lunes. (Le puede interesar: Los ríos colombianos también están llenos de acetaminofén)

El documento sienta las bases de la estrategia que Bruselas quiere aplicar para combatir la presencia de residuos farmacéuticos tanto en los suelos como en las aguas.

El comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, lamentó en un comunicado la falta de concienciación sobre el impacto de los medicamentos sobre la fauna salvaje, por ejemplo en el caso de los peces de río, y subrayó la necesidad de “reducir la entrada de farmacéuticos” en el entorno.

El responsable de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, dijo por su parte que “es hora de centrar la atención colectiva” sobre los riesgos de estos productos en el medioambiente e indicó que la comunicación que la CE ha presentado “identifica los ámbitos en los que hace falta actuar”. (Acá también: Los enemigos silenciosos de los ríos colombianos)

En particular, establece seis áreas donde tomar medidas, que incluyen la promoción de un uso prudente de esos productos, la sensibilización, una mejora en la formación y la evaluación de riesgos, la recopilación de datos para la vigilancia, incitar a una producción ecológica, disminuir las emisiones y desechos por parte de la industria y mejorar el tratamiento de las aguas.

Según la CE, no todos los productos farmacéuticos suponen un problema para el entorno, pero para muchas de esas sustancias no existe aún una evaluación sobre el riesgo ambiental que implican.

Aquellos que son perjudiciales representan un riesgo para los peces u otras especies por sus efectos tóxicos directos o al afectar por ejemplo a su capacidad de reproducción o alterar su comportamiento poniendo en peligro su supervivencia.

Además, los medicamentos desechados de manera incorrecta pueden contribuir al problema de la resistencia a los antibióticos.

El documento presentado este lunes pone énfasis en la necesidad de compartir buenas prácticas, cooperar a nivel internacional y mejorar el conocimiento sobre los riesgos.

La Comisión tiene previsto hacer un seguimiento de las acciones y ha invitado a los Estados miembros y otras partes interesadas a actuar en la misma dirección