"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 9 horas

Expertos advierten que peligra riqueza marina por temperatura del mar

Así lo establece una investigación de la Universidad Nacional que alerta sobre impactos en ecosistemas costeros del Mar Caribe y el Océano Pacífico en Colombia.

Andrés Torres / El Espectador

 De aquí a finales del siglo XXI aumentaría la temperatura superficial del mar (TSM) y disminuirá el pH, es decir, la acidificación del cuerpo de agua, lo que generaría impactos sobre ecosistemas costeros del Mar Caribe y el Océano Pacífico en Colombia; así lo estableció una tesis de Maestría en Geografía de la Universidad Nacional, en la que se trabajó ambas costas de la geografía nacional, principalmente, sobre corales, pastos marinos y manglares, y se evidenció que estos fenómenos se producen como consecuencia del cambio global.

El estudio fue realizado por Paula Judith Rojas, quien actualmente adelanta estudios de doctorado en la misma Institución, a partir de datos reportados desde 1996 y que se compararon con cifras modeladas por la investigadora.

Los resultados de la tesis establecen que a finales de este siglo podría haber un aumento de temperatura aproximada en el Caribe y el Pacífico de 2 grados Celsius y la acidificación llegaría a un promedio de 0.5 unidades.

Según un estudio del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), el aumento de temperatura afecta la capacidad de adaptación de los organismos, pues la vuelve más lenta.

Con respecto a la acidificación o disminución del pH, se presenta por absorción de dióxido de carbono desde la atmósfera. Entonces, cuando aumenta el almacenamiento de estos gases se genera saturación y la vida marina comienza a peligrar.

El estudio de la U. Nacional desarrollado en los tres ambientes, en ambos mares, determinó que los plancton podrían desaparecer, las conchas se ablandarían y los corales se vuelven blancos, esto conduciría a cambios de comunidades marinas asociadas a este ambiente, por ejemplo, que peces recurrentes terminen por migrar.

En el Caribe, las zonas más afectadas por este fenómeno serían las Islas del Rosario, Bahía Portete (La Guajira) y San Andrés. En el Pacífico Gorgona, Utría y Malpelo.

Con los pastos marinos, la investigación dio a conocer que también el desplazamiento de especies se vería afectado, pues cambian las funciones fisiológicas, se reduce la capacidad de fotosíntesis y del metabolismo.

Alteraciones similares tendrían los manglares que además incluyen transformaciones en los nutrientes y en los procesos de degradación y mineralización de la materia orgánica.

“La parte social y económica se vería afectada porque el desplazamiento de peces disminuye la pesca, como el picúa en el Pacífico. Asimismo se reducen especies como el pargo, meros, langostas, cangrejos o caracoles”, añadió la estudiante de doctorado.

Además de la actividad pesquera, también se vería afectada la comercialización de recursos marinos y el turismo, con menos convocatoria para el buceo ecológico y recreacional, de acuerdo con este estudio.