Candidatos a la Alcaldía de Bogotá: ¿Qué proponen para proteger el medio ambiente?

hace 27 mins

“Fracking” sí afectó agua en EE.UU.

Hace ocho años, al científico Dominic DiGiulio le encargaron investigar lo que ocurría en el estado de Wyoming. Luego lo alejaron del caso. Persistió y ahora publica sus resultados.

Hace ocho años, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) le encargó al científico Dominic DiGiulio investigar las quejas que llegaban desde el poblado Pavillion, en el estado de Wyoming. Los habitantes de la región aseguraban que el sabor y el olor del agua potable habían cambiado.

Los estudios preliminares apuntaban a un caso de contaminación de los acuíferos con productos químicos. Los pobladores sospechaban de sus nuevos vecinos: empresas petroleras instaladas en su territorio y que aplicaban la fracturación hidráulica (“fracking”) para la extracción profunda de hidrocarburos.

Cuando DiGiulio creía estar cerca de una respuesta para los habitantes afectados, en 2013 su investigación fue sorpresivamente transferida a una agencia local. DiGiulio no pudo oponerse. Pero ahora les da una sorpresa a los que intentaron silenciar su trabajo: acaba de publicar un reporte, respaldado por la Universidad de Stanford, en la revista Environmental Science and Technology, en el que recopila pruebas para explicar que los acuíferos (Wind River Basin) de la región resultaron contaminados con desechos de los químicos utilizados en la fracturación hidráulica.

El hallazgo del científico, como lo explicó Gayathri Vaidyanathan, de la agencia ClimateWire, complica el debate energético en Estados Unidos. La administración Obama ha intentado reemplazar el uso de carbón por el gas natural para reducir el volumen de emisiones de CO2, pero su alternativa ha despertado una fuerte oposición ambiental por la forma en que es extraído.

“Esa dependencia del gas natural a veces ha hecho ciegas a las agencias gubernamentales frente a la contaminación y los impactos locales de salud”, comentó a Scientific American Rob Jackson, científico de Stanford y coautor del estudio.

De hecho, como lo recordó la periodista Vaidyanathan, en 2015 la Agencia de Protección Ambiental publicó un estudio que alborotó el debate sobre los impactos del fracking, pues aseguraba que hasta ese momento no se había demostrado ningún efecto sistemático y amplio sobre cuerpos de agua.

El trabajo de DiGiulio y la Universidad de Stanford no sólo incomoda a la agencia ambiental. También, por supuesto, pone en aprietos a los directivos de la compañía Encana, que opera en la zona afectada de Wyoming. Una vez tras otra sus representantes han asegurado que el agua es saludable para el consumo humano.

Según explicó DiGiulio, la dificultad para demostrar la contaminación por fracking se debe a que muchos de los productos químicos utilizados no son analizados en las pruebas de rutina de los laboratorios ambientales. Al menos 19 compuestos están en la mira de los científicos que analizan el caso de Wyoming.

Uno de estos químicos, explicó DiGiulio, es el metanol. Se trata del más simple en la familia de los alcoholes. Sus efectos en la salud humana incluyen daño en los nervios y ceguera cuando se ingiere en cierta cantidad. El trabajo del científico demostró que el metanol correspondía a un 10 % de la mezcla química inyectada en la fracturación hidráulica en Wyoming.

Uno de los problemas para rastrear el metanol en el agua es que se degrada en unos pocos días. Esto obliga a los investigadores a usar otro tipo de técnicas de laboratorio para detectar su presencia, así como la de otros químicos.

Aunque DiGiulio se retiró en 2014 de la agencia regulatoria, decidió continuar con su trabajo. El investigador criticó que la agencia dejara el caso a un lado y nunca publicara los resultados de sus pesquisas en una revista científica en la que otros expertos revisaran las conclusiones.

“Lo que estamos diciendo es que los datos sugieren impactos, lo cual es distinto a decir que son impactos definitivos. Estamos diciendo que las pistas deben conectarse, que se necesita instalar sistemas de monitoreo”, aclaró DiGiulio.

625542

2016-04-05T22:22:52-05:00

article

2016-04-05T22:22:52-05:00

ee-admin

none

Redacción Vivir

Medio Ambiente

“Fracking” sí afectó agua en EE.UU.

41

4003

4044