Fusagasugá, otro municipio que se prepara para decidir sobre minería con una consulta popular

Este municipio de Cundinamarca llevará a cabo una votación el 21 de octubre en la que sus habitantes decidirán si quieren o no actividades mineras y de hidrocarburos en su territorio. Ese día se realizará en San Bernardo el mismo proceso.

Fotografía de la consulta popular llevada a cabo en Cajamarca, Tolima. Óscar Pérez

El 21 de octubre Fusagasugá, un municipio al sur de Cundinamarca, llevará a cabo otra consulta popular, con la que busca que su población decida si quiere o no actividades de explotación de hidrocarburos y de minería en su territorio. (Lea Colombia le dice adiós a sus selvas)

La pregunta que deberán responder los habitantes de este territorio, tal como se lee en la página de la Registraduría, será la siguiente: “¿Está usted de acuerdo, sí o no, que en el municipio de Fusagasugá se realicen actividades de exploración, perforación y producción de hidrocarburos, fracking y minería a gran escala?”.(Lea Así funciona el tráfico de madera en Colombia)

De acuerdo con el movimiento Alianza Colombia libre de fracking, esta será la consulta popular más grande que se haya realizado sobre proyectos extractivos en el país. Hay, en total, 104.118 ciudadanos habilitados para votar. Para que el proceso electoral sea efectivo, tendrán que acudir a las urnas alrededor de 35 mil. (Lea Los últimos árboles de la Amazonía)

Ese mismo día, San Bernardo, otro municipio del departamento, también llevará a cabo una consulta popular con el mismo fin. El 15 de junio de 2018 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca le dio el aval al concluir que el factor económico, como advertía el Gobierno, no puede ser una traba para el ejercicio de los derechos ciudadanos. En el caso de la de Fusagasugá, fue el Juzgado 53 Administrativo de Bogotá la entidad que falló a su favor.

Las tensiones en torno a las actividades extractivas en esa zona se han anunciado desde hace más de un año. Los bloques petroleros COR 33 y COR 4 generaron reacciones en varias comunidades y motivaron el inicio de estos procesos electorales. Como lo han reiterado pobladores de la región, su preocupación gira, esencialmente, en torno al páramo de Sumapaz. Pasca, Arbeláez y Pandi son los otros municipios que han manifestado sus inquietudes frente a las posibilidades de que se lleven a cabo actividades extractivas a gran escala.

En este caso, las consultas de Fusagasugá y San Bernardo se dan en medio de un contexto clave: el posible fallo de la Corte Constitucional que resolvería la eterna pregunta que atraviesa estos procesos: ¿Pueden los territorios decidir sobre este tipo de actividades? Aunque desde hace semanas se ha anunciado la sentencia, aún no se ha publicado.